Siete espíritus de Dios


prayer to the holy spirit

Si bien el Espíritu habita en cada cristiano, los pentecostales creen que todos los cristianos deben buscar ser llenos de él. El «llenarse», «caer sobre», «venir» o «derramarse» del Espíritu sobre los creyentes se llama el bautismo con el Espíritu Santo. Los pentecostales lo definen como una experiencia definida que ocurre gloria rezo después de la salvación por la cual el Espíritu Santo viene sobre el creyente para ungirlo y capacitarlo para un servicio especial. El pentecostalismo o pentecostalismo clásico es un movimiento cristiano protestante que enfatiza la experiencia personal directa de Dios a través del bautismo con el Espíritu Santo.

Enseñó que el bautismo con el Espíritu Santo era una tercera experiencia, posterior a la conversión y santificación. La santificación limpió al creyente, pero el bautismo del Espíritu le dio poder para el servicio.

Parham creía que esto era xenoglosia y que los misioneros ya no necesitarían estudiar idiomas extranjeros. Después de 1901, Parham cerró su escuela de Topeka y comenzó una gira de avivamiento de cuatro años por Kansas y Missouri.

Los pentecostales enseñan que aquellos con el don de lenguas deben orar por el don de interpretación. Los pentecostales no requieren que una interpretación sea una traducción literal palabra la virgen de guadalupe por palabra de una expresión glosolalica. Más bien, como implica la palabra «interpretación», los pentecostales esperan sólo una explicación precisa del significado de la expresión.

A pesar del trabajo de varios grupos wesleyanos como los avivamientos de Parham y D. L. Moody, generalmente se considera que el comienzo del movimiento pentecostal generalizado en los Estados Unidos comenzó con el avivamiento de la calle Azusa de Seymour. Charles Fox Parham, un evangelista de santidad independiente que creía firmemente en la sanidad divina, fue una figura importante para el surgimiento del pentecostalismo como un movimiento cristiano distinto.

Pdfs Gratis: Ave María, Padre Nuestro, Cómo Rezar El Rosario

En 1900, abrió una escuela cerca de Topeka, Kansas, a la que llamó Escuela Bíblica Bethel. Allí enseñó que el hablar en lenguas era la evidencia bíblica de la recepción del bautismo con el Espíritu Santo.

prayer to the holy spirit

Durante las primeras décadas del movimiento, los pentecostales pensaron que era un pecado tomar medicamentos o recibir atención médica. Con el tiempo, los pentecostales moderaron sus puntos de vista sobre la medicina y las visitas al médico; sin embargo, una minoría de iglesias pentecostales continúa dependiendo exclusivamente de la oración y la sanidad divina. Por ejemplo, los médicos del Reino Unido informaron que se alentó a una minoría de pacientes pentecostales con VIH a que dejaran de tomar santa misa sus medicamentos y se les dijo a los padres que dejaran de dar medicamentos a sus hijos, tendencias que ponían en riesgo vidas. Si bien la figura de Jesucristo y su obra redentora están en el centro de la teología pentecostal, se cree que esa obra redentora proporciona una plenitud del Espíritu Santo que los creyentes en Cristo pueden aprovechar. La mayoría de los pentecostales creen que en el momento en que una persona nace de nuevo, el nuevo creyente tiene la presencia del Espíritu Santo.

Memoria del Espíritu Santo

prayer to the holy spirit

El 1 de enero de 1901, después de un servicio de vigilia, los estudiantes oraron y recibieron el bautismo con el Espíritu Santo con la evidencia de hablar en lenguas. Parham recibió esta misma experiencia algún tiempo después y comenzó a predicarla en todos sus servicios.

prayer to the holy spirit

Sin embargo, ya sea profético o no, los pentecostales están de acuerdo en que todas las declaraciones públicas en una lengua desconocida deben interpretarse en el idioma de los cristianos reunidos. Esto se logra mediante el don de interpretación, y este don puede ser ejercido por la misma persona que entregó el mensaje por primera vez o por otra persona que posea el don requerido. Si una persona con don de lenguas no está segura de que esté presente una persona con don de interpretación y no puede interpretar la expresión por sí misma, entonces la persona no debe hablar.

(Cuando la mayoría de los misioneros, para su desilusión, se enteraron de que el hablar en lenguas era ininteligible en el campo misional, los líderes pentecostales se vieron obligados a modificar su comprensión de las lenguas). Por lo tanto, a medida que se extendía la experiencia de hablar en lenguas, un sentido de la inmediatez del regreso de Cristo se apoderó de ella y esa energía se dirigiría a la actividad misionera y evangelística. Los primeros pentecostales se veían a sí mismos como forasteros de la sociedad mayoritaria, dedicados exclusivamente a preparar el camino para el regreso de Cristo.

Acerca de la oración al Espíritu Santo

  • Los líderes de Latter Rain enseñaron la restauración del ministerio quíntuple dirigido por los apóstoles.
  • El don del Espíritu Santo es el privilegio de recibir inspiración, manifestaciones divinas, dirección, dones espirituales y otras bendiciones del Espíritu Santo.
  • Se creía que estos apóstoles eran capaces de impartir dones espirituales mediante la imposición de manos.
  • En el movimiento de los Santos de los Últimos Días, el «Bautismo de fuego y del Espíritu Santo» se refiere a la experiencia de alguien que se somete a la ordenanza de confirmación con la imposición de manos para recibir el don del Espíritu Santo.
  • Hubo participantes prominentes de los primeros avivamientos pentecostales, como Stanley Frodsham y Lewi Pethrus, quienes respaldaron el movimiento citando similitudes con el pentecostalismo temprano.
  • Fue en este entorno que el Movimiento de la Lluvia Tardía, la controversia más importante que ha afectado al pentecostalismo desde la Segunda Guerra Mundial, comenzó en América del Norte y se extendió por todo el mundo a fines de la década de 1940.

En 1905, Parham se mudó a Houston, Texas, donde comenzó una escuela de formación bíblica. Uno de sus alumnos fue William J. Seymour, un predicador negro de un solo ojo.

Seymour viajó a Los Ángeles, donde su predicación provocó el avivamiento de la calle Azusa de tres años en 1906. El avivamiento estalló por primera vez el lunes 9 de abril de 1906 en el 214 de la calle Bonnie Brae y luego se trasladó al 312 de la calle Azusa el viernes 14 de abril. El culto en la Misión Azusa, de integración racial, presentaba una ausencia de orden de servicio. La gente predicaba y testificaba movida por el Espíritu, hablaba y cantaba en lenguas y caía en el Espíritu. El avivamiento atrajo la atención de los medios tanto religiosos como seculares, y miles de visitantes acudieron en masa a la misión, llevando el «fuego» de regreso a sus iglesias de origen.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.