orador del Señor


religious prayers our father

San Gregorio de Nisa, un Padre de la Iglesia en Capadocia en Asia Menor, escribió alrededor del año 380 d. que «de todas las cosas buenas, la más importante para mí es que el nombre de Dios sea glorificado en mi vida». Si verdaderamente santificamos al Padre, entonces lo respetamos en nuestro corazón, y así entramos en el plan de Dios para nosotros y nuestra salvación. La santificación del nombre de Dios en el mundo y nuestra propia salvación depende de nuestra vida y oración. Según las Cartas seleccionadas de De Sales, el «tormento de la desesperación llegó a un final repentino» cuando se arrodilló en oración ante la estatua de Nuestra Señora de la Buena Liberación en la iglesia de Saint-Étienne-des-Grès, París, diciendo el Memorare .

religious prayers our father

En algunas tradiciones orientales es costumbre santiguarse en cada petición en una letanía y asociarse estrechamente con una intención particular por la que se reza o con el nombre de un santo. La señal de la cruz también se hace al entrar o salir de un edificio de la iglesia, al comienzo y al final de la oración personal, al pasar por el altar mayor, siempre que se dirijan a las tres personas de la Trinidad y al acercarse a un icono. El término «horas canónicas» puede significar las horas del día en las que se recitarán las diferentes partes de la Liturgia de las Horas o las oraciones que se reciten en esos momentos.

religious prayers our father

Se proporcionan indulgencias para las Novenas del rosario que incluyen oraciones específicas, p. La Congregación para el Culto Divino destaca el papel que puede tener el Rosario como componente formativo de la vida espiritual.

Señal de la cruz

  • La oración se presta a ambas interpretaciones, y la existencia de diferentes traducciones y los problemas inherentes al proceso de traducción plantean más preguntas.
  • Algunos lo ven como «existencial», refiriéndose a la experiencia humana presente en la tierra, mientras que otros lo interpretan como escatológico, refiriéndose al reino venidero de Dios.
  • Esta interpretación es apoyada por versiones etíopes y por la referencia de San Jerónimo a la lectura «pan del futuro» en el Evangelio perdido según los Hebreos.
  • En el caso del término pan de cada día, por ejemplo, la palabra griega epiousion, que modifica el pan, no tiene paralelos conocidos en la escritura griega y puede haber significado «para mañana».

Caer del cielo

El uso de Novenas que incluyen un rosario es popular entre los católicos. Como en otras Novenas, el método tradicional consiste en rezar el rosario durante nueve días consecutivos y presentar una petición junto con cada oración.

Sin embargo, el llamado Seminario de Jesús, que se reunió en Atlanta el pasado fin de semana, también decidió que las frases “santificado sea tu nombre. perdónanos nuestras deudas ”reflejan fragmentos de las oraciones del Jesús histórico. La meditación y la contemplación de la vida de Jesús en el Nuevo Testamento son componentes del rosario y son fundamentales para los retiros espirituales y para la oración que surge de estos retiros. La intercesión es una oración de petición que nos lleva a orar como lo hizo Jesús. Él es el Gran Intercesor ante el Padre en nombre de todas las personas, especialmente de los pecadores.

Oración individual

religious prayers our father

Como Cuerpo de Cristo, también estamos llamados a interceder unos por otros y se nos anima a pedir oraciones de intercesión a los miembros del Cuerpo de Cristo que se han ido antes que nosotros y están en el Cielo, así como a los santos ángeles. María, la Madre de Cristo y nuestra Madre es especialmente buscada para las oraciones de intercesión en nuestro nombre debido a su cercanía con su Hijo, nuestro Salvador Jesucristo, y nuestro volvernos a ella, a los santos, a los santos ángeles y a todos. otro, no disminuye, sino que realza, la comprensión de que Cristo permanece sobre todo la Cabeza del Cuerpo de Cristo y el Único, Gran Intercesor ante Nuestro Padre Celestial. Santificado sea tu nombre El término «santificar» significa reconocer como santo, tratar de una manera santa.

Francisco le dio crédito a la Santísima Virgen por «salvarlo de caer en la desesperación o la herejía»; él «recitaba el Memorare día tras día», y ella «no lo dejaba sin ayuda». Los bautistas y los evangélicos sienten que no es necesario santiguarse y que es la elección de la persona si se persignará o no durante la oración. Por lo tanto, la mayoría de los bautistas y evangélicos no hacen la señal de la cruz, pero una pequeña proporción de ellos todavía lo hace. A menudo se considera una práctica cristiana antigua y no es necesaria en la iglesia actual. En las tradiciones orientales, tanto el celebrante como la congregación hacen la señal de la cruz con bastante frecuencia.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.