oraciones de la misericordia

Oraciones poderosas 2019-08-09

oraciones de la misericordia

Hoy os traemos un maravilloso contenido sobre oraciones de la misericordia que espero que os encante.

5 Oraciones poderosas de la Biblia

1

Si alguna vez se siente sin saber por qué orar, no hay mejor guía para las peticiones a nuestro Padre Celestial que el mismo libro que Él escribió: la Biblia. Casi todos los libros contienen una súplica o petición, y página tras página señala otra razón por la que necesitamos un Salvador. Así que, cuando sientas que no tienes palabras, vuelve primero a la Palabra.

Aunque podríamos enumerar cientos de oraciones, sacamos cinco de nuestras favoritas para mostrar cuán llena hasta el borde está la Biblia con maneras de invocar a nuestro gran Dios.

La Oración de Jabes (1 Crónicas 4:10)

Cuando el autor de Crónicas nos proporciona obedientemente una lista de los descendientes de Judá, no puede evitar detenerse. Justo en medio de todos estos nombres, viene a Jabes, un hombre que quiere que veamos, un hombre de verdadero honor. Si alguna vez has sentido que has causado dolor o si alguna vez has querido creer que Dios puede hacer más de lo que puedes pedir o imaginar, esta oración es para ti:

Jabes gritó al Dios de Israel: «¡Oh, que me bendigas y amplíes mi territorio! Deja que tu mano esté conmigo, y guárdame del mal para que me libere del dolor». Y Dios accedió a su petición.»

oraciones de la misericordia

La Oración del Señor (Mateo 6:9-13)

Esta oración es el verdadero clásico. La mayoría de nosotros hemos dicho esta oración y es probable que la podamos recitar ahora mismo. Pero hay mucho más en este modelo que el que Jesús nos dio que la recitación de memoria. Esta es una oración con verdadero poder: La venida del reino de Dios, el cumplimiento de la voluntad de Dios, todo lo que necesitamos para el día. Está realmente lleno de energía. Así que, mira más de cerca lo que enseña:

«Padre nuestro que estás en los cielos,
santificado sea tu nombre.
Venga a nosotros tu reino,
que se haga tu voluntad,
en la tierra como en el cielo.
Danos hoy nuestro pan de cada día,
y perdona nuestras deudas,
como también nosotros hemos perdonado a nuestros deudores.
Y no nos dejes caer en la tentación,
y líbranos del mal».

oraciones de la misericordia

La Oración de Jonás para la Salvación (Jonás 2:2-9)

Puede que nunca seamos tragados por un gran pez, pero todavía podemos experimentar la vergüenza y el arrepentimiento que Jonás sintió después de huir de Dios. La súplica del profeta al Padre proporciona un andamiaje conmovedor para nuestras propias oraciones de arrepentimiento. Y recuerden que Dios escuchó y respondió esta oración humilde y honesta:

«En mi angustia llamé al Señor,
y me contestó.
Desde lo profundo del reino de los muertos pedí ayuda,
y escuchaste mi llanto.

Me arrojaste a las profundidades,
en el corazón mismo de los mares,
y las corrientes se arremolinaban a mi alrededor;
todas tus olas y rompientes
me barrió.

Dije:’He sido desterrado’.
de tu vista;
y aún así miraré de nuevo
hacia tu santo templo».

Las aguas me amenazaban,
la profundidad me rodeaba;
algas marinas alrededor de mi cabeza.

A las raíces de las montañas me hundí;
la tierra que hay debajo me ha impedido para siempre.
Pero tú, Señor, Dios mío,
sacó mi vida del pozo.

«Cuando mi vida se desvanecía,
Me acordé de ti, Señor,
y mi oración se elevó a ti,
a tu santo templo.

«Los que se aferran a ídolos sin valor
alejarse del amor de Dios por ellos.

Pero yo, con gritos de alabanza agradecida,
se sacrificará por ti.
Lo que me he comprometido a hacer bien.
Diré:’La salvación viene del Señor'».

oraciones de la misericordia

La Oración de David para la Liberación (Salmo 3)

Esta fue una elección difícil porque los Salmos están llenos de gritos y peticiones. Si alguna vez quieres un manual para la oración, no puedes equivocarte con este libro de sabiduría. Pero escogimos el Salmo 3 porque proporciona un retrato conciso del clamor a Dios en medio de una gran tensión. Las palabras de David no son menos relevantes para nuestro lugar de trabajo y estilo de vida moderno como lo fueron para sus batallas:

Señor, ¡cuántos son mis enemigos!
Cuántos se levantan contra mí!

Muchos dicen de mí,
«Dios no lo liberará.»

Pero tú, Señor, eres un escudo a mi alrededor,
mi gloria, Aquel que levanta mi cabeza.

Llamo al Señor,
y me responde desde su montaña sagrada.

Me acuesto y duermo;
Me despierto de nuevo, porque el Señor me sostiene.

No temeré aunque decenas de miles
me atacan por todos lados.

¡Levántate, Señor!
¡Líbrame, Dios mío!
Golpea a todos mis enemigos en la mandíbula;
romper los dientes de los malvados.

Del Señor viene la liberación.
Que tu bendición sea para tu pueblo.

oraciones de la misericordia

La Oración de Alabanza de Ana (1 Samuel 2:1-10)

Cuando Ana recibió a la niña por la que suplicó a Dios, su primer instinto fue alabar a Aquel que la proveyó. Ella quiere agradecerle por Su grandeza y Su liberación. Con demasiada frecuencia oramos antes de recibir, pero luego nos olvidamos de orar después de que Dios responde. Deja que esta oración te guíe en agradecimiento:

«Mi corazón se regocija en el Señor;
mi cuerno es exaltado en el Señor.
Mi boca se burla de mis enemigos,
porque me regocijo en tu salvación.

«No hay nadie más santo que el Señor:
porque no hay nadie más que tú;
no hay roca como nuestro Dios.
No hables más con tanto orgullo,
que no salga arrogancia de tu boca;
porque el Señor es un Dios de conocimiento,
y por él se pesan las acciones.
Los arcos de los poderosos están rotos,
sino el débil vínculo con la fuerza.
Los que estaban llenos se contrataron a sí mismos para el pan,
pero los que tenían hambre han dejado de tenerla.
El estéril ha soportado siete,
pero la que tiene muchos hijos está desamparada.
El Señor mata y da vida;
que baja al Sheol y se eleva.
El Señor empobrece y enriquece;
él baja y exalta.

Levanta a los pobres del polvo;
levanta al necesitado del montón de cenizas
para hacerlos sentarse con príncipes
y heredar un asiento de honor.

Porque las columnas de la tierra son del Señor,
y en ellos ha puesto el mundo.

«Él guardará los pies de sus fieles,
pero los impíos serán destruidos en las tinieblas,
porque no por la fuerza prevalecerá el hombre.

Los adversarios del Señor serán quebrantados en pedazos;
contra ellos, él truenará en el cielo.

El Señor juzgará los confines de la tierra;
él dará fuerza a su rey
y exaltar el cuerno de su ungido.»

oraciones de la misericordia

La Biblia es nuestra fuente de instrucción para vivir. Cuando no pueda encontrar las palabras para orar, recurra a estas Escrituras en busca de guía y experimente el poder de la Palabra de Dios

Si quieres más detalles sobre la web de oraciones poderosas , te recomiendo visitar el enlace
Oración a Jesús Misericordioso

¿Cómo orar a Dios?

Oración diaria

Oraciones católicas cortas

Oraciones catolicas

Oración a Dios

¿Cómo orar a Dios?

Oración a Jesús

Oraciones católicas básicas

Oraciones poderosas

Realiza un comentario