Oraciones católicas

Oraciones católicas

Las oraciones son un instrumento valioso y potentado, que puede ser utilizado en cualquier momento y ocasión, teniendo como finalidad de aproximarnos más a Dios, sumado que al efectuarlas nos provee de una mejor convivencia, alivia nuestro pensamiento y alimenta nuestra alma.

El orar nos ayuda a comunicarnos con el Dios padre todopoderoso, entablando una relación de amor muy estrecha con el señor, en la cual pueden intervenir en nuestros pedidos, suplicas, agradecimientos y bendiciones, Jesucristo, la virgen María madre, los Ángeles y todos los santos, los cuales al igual que él nos muestran el infinito amor que poseen hacia nosotros.

Dios siempre nos protege, aunque a veces nos olvidemos de darle las gracias mediante la oración,  pero si tenemos fe y confiamos en su voluntad, podemos estar seguros que él es nuestro mejor y más confiable amigo.

¿Porque el orar nos hace bien?

Se ha corroborado que la persona que ofrece un poco de su tiempo a orar, tienen una mejor convivencia siendo reflejado en la armonía y tranquilidad que estos profesan, siendo más felices que muchas otras personas que no usan esta herramienta de comunicación con Dios y su hijo.

El orar nos llena de una paz inminente y nos brinda calma en los momentos difíciles, dándonos esperanza y confianza en los designios que Dios tiene destinados para nuestra vida, agradeciendo de antemano todo lo que él nos da y lo que nos ha concedido a través de su infinita misericordia.

¿Cuál es la mejor forma de orar?

Una de las mejores formas de establecer una conversación con Dios, es estar bien consigo mismo, ubicar un lugar donde exista avenencia y serenidad, siendo lo más sincero que sea posible al comunicarte, para que así puedas obtener esa unión existente y sentir la conexión de devoción que hay entre él y tu persona.

Diferencias entre la oración y el rezo

Orar es una manera muy personal de iniciar una conversación con dios, explicándole en palabras propias todas nuestras desavenencias, inquietudes, incertidumbres, angustias,  agradecer por todo lo obtenido o solo solicitar protección para ti y tu familia, para resumir es como si hablaras con un amigo que atiende de forma atenta a tu llamado.

En cambio el rezar es decir al pie de la letra, alguna de las oraciones católicas ya establecida, así sea estando en soledad o con un grupo de personas que quieran compartir esto contigo.

Oraciones católicas usadas con mayor frecuencia

De conocimiento público, usadas en diversas ocasiones y lugares como el hogar o la iglesia, dependiendo estas de la circunstancia u ocasión existente, donde entre ellas se ubican las siguientes oraciones principales:

  • Señal de la Cruz
  • El Padre Nuestro.
  • El Ave María.
  • El Credo.
  • El Santo Rosario.
  • Yo Confieso.
  • Acto de Contrición.
  • El Salve.
  • El Ángelus.
  • El Gloria.
  • El Magníficat.
  • Acto de Consagración de la Virgen María.
  • Las Letanías Lauretanas.

Además de estas, también están las múltiples oraciones dedicadas a la protección, salud, agradecimientos y bendiciones de vírgenes, santos patronos, a los arcángeles, beatos y venerables, que existen dentro de la religión católica.

Oraciones al justo juez

Horarios de la santa misa


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.