Oraciones a los Santurrones

2021-05-29
Rate this post

Santa Ana

Madre de la Virgen María (26 de julio)

Gloriosa Santa Ana, Patrona de las familias cristianas, a Ti encomiendo mis hijos. Se que los he recibido de Dios y que a Dios les pertenecen por consiguiente te ruego me concedas la gracia de admitir lo que su Divina Providencia disponga para ellos

Bendíceles oh Misericordiosa Santa Ana, y tómalos bajo tu protección. No te pido para ellos permisos excepcionales; sólo quiero consagrarte sus ánimas y sus cuerpos, a fin de que preserves los dos de todo mal. A Ti confío sus pretensiones temporales y su salvación eterna

Imprime a sus corazones, mi buena Santa Ana, horror al pecado; apártales del vicio; presérvales de la corrupción; conserva en su alma la fe, la integridad y los sentimientos cristianos; y enséñales, como enseñaste a Tu Muy pura Hija la Inmaculada Virgen María, a querer a Dios sobre todas las cosas

Santa Ana, Tu que fuiste Espéculo de Paciencia, concédeme la virtud de sufrir con paciencia y amor las dificultades que se me muestren en la educación de mis hijos. Para ellos y para mí, pido Tu bendición, oh Benevolente Madre Celestial

Que siempre te honremos, como a Jesús y María; que vivamos de conformidad con la intención de Dios; y que después de esta vida encontremos la bienaventuranza en la otra, reuniéndonos Contigo en la gloria para toda la eternidad
De esta manera sea

Patrona de los Músicos 922 de noviembre)

Gloriosa Virgen y mártir Santa Cecilia, modelo de mujer fidelísima de Jesús, vedme aquí postrado humildemente ante vuestras plantas. Soy un pobre pecador que vengo a implorar vuestra poderosa intercesión frente Jesús a quién tanto amasteis, suplicándote que me logres un verdadero arrepentimiento de mis errores, un propósito eficiente de enmienda y una heroica fortaleza para confesar y defender la fe que he profesado.

Alcánzame la felicidad de vivir y fallecer en esta santa fe, como asimismo las gracias particulares que necesito para vivir santamente en mi estado. Escucha y alcanzame mis súplicas , oh virgen poderosísima, a fin de que merezca disfrutar un día de la eterna bienaventuranza.
De esta forma sea

Patrono de los Lobatos (4 de octubre)

Oh San Francisco,
que recibiste los estigmas en el monte Alvernia,
el mundo tiene nostalgia de ti
como icono de Jesús crucificado.
Tiene necesidad de tu corazón
abierto a Dios y al hombre,
de tus pies descalzos y heridos,
y de tus manos traspasadas y también implorantes.
Tiene nostalgia de tu voz débil,
pero fuerte por el poder del Evangelio.
Ayuda, Francisco, a los hombres de el día de hoy
a admitir el mal del pecado
y a buscar su purificación en la penitencia.
Ayúdalos a liberarse asimismo
de las construcciones de pecado,
que oprimen a la sociedad actual.
Reaviva en la conciencia de los mandatarios
la urgencia de la paz
en las naciones y entre los pueblos.
Infunde en los jóvenes tu lozanía de vida,
con la capacidad de contrastar las insidias
de las múltiples culturas de muerte.
A los insultados por cualquier género de maldad
concédeles, Francisco,
tu alegría de entender perdonar.
A todos y cada uno de los crucificados por el sufrimiento,
el hambre y la guerra,
ábreles nuevamente las puertas de la promesa.
Amén.

Dio su historia a fin de que su bebé naciera (28 de Abril)

Dios, Padre nuestro,
te alabamos y te bendecimos
porque en Santa Gianna Beretta Molla
nos has concedido y dado a comprender
a una mujer, testigo del Evangelio,
como joven, esposa, madre y médico.
te ofrecemos gracias asimismo por el hecho de que
por medio de la distribución de su historia
nos enseñas a acoger y honrar a toda criatura humana.

Tú, Señor Jesús,
has sido para ella referencia privilegiada:
te ha sabido reconocer
en la belleza de la naturaleza;
cuando se preguntaba qué sendero debía tomar en la vida,
te procuraba y quería servirte del mejor modo posible;
en el amor conyugal fué signo
de tu amor por la Iglesia y por la humanidad;
como tú, buen samaritano, se ha detenido
junto a toda persona enferma, pequeña y débil;
siguiendo tu ejemplo y por amor,
se dió totalmente, engendrando nueva vida.

Espíritu Santurrón, fuente de toda perfección,
concédenos también a nosotros sabiduría,
inteligencia y valor para que,
siguiendo el ejemplo de santa Gianna y por su intercesión,
en la vida, personal, familiar y profesional,
sepamos ponernos al servicio de todo hombre y de toda mujer
para crecer de esta manera en el amor y en la santidad.
Amén.

La Vidente de Amsterdam (11 de febrero)

Señor Jesucristo, Hijo del Padre,
manda en este momento tu Espíritu sobre la tierra.
Haz que el Espíritu Santurrón habite en el corazón de todos los pueblos, para que sean mantenidos de la corrupción, de las calamidades y de la guerra.
Que la Señora de todos los Pueblos, María Muy santa, sea nuestra Abogada.
Amen.

Santa Catalina de Labouré (27 de Noviembre)

Postrado ante vuestro acatamiento, ¡Oh Virgen de la Medalla Prodigiosa!, y tras saludaros en el augusto secreto de vuestra concepción sin mácula, les escojo, desde ahora para toda la vida, por mi Madre, Letrada, Reina y Señora de todas mis acciones y Protectora frente a la majestad de Dios. Yo os prometo, virgen purísima, no olvidaros nunca, ni tu culto ni los intereses de vuestra gloria, a la vez que les prometo también fomentar en los que me rodean tu amor. Recibidme, Madre tierna, desde este instante y sed para mí el refugio en esta vida y el sostén en el momento de la muerte.
Amén.

Doctora de la Iglesia (29 de abril)

 

Señor Dios,
que eres fuerza de las almas inocentes y te complaces en los corazones limpios,
tú que otorgaste a santa María Goretti la palma del calvario en la edad juvenil,
concédenos, por su intercesión,
la perseverancia en tus mandamientos, el perdonar a los que nos ofenden…
y darnos a nosotros tambien, tal como a esta virgen le diste la victoria en el combate,
la posibilidad de que tengamos la posibilidad librar el nuestro, tomados de la mano de Maria
Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo y Señor Nuestro
Que vives y reina en unidad con el Espíritu Santurrón
Por los siglos de los siglos….
Amén

El Lirio de los Mohawks (14 de julio)

Mírame compasiva
Vengo a ti plena de seguridad…
Tú eres mi esperanza y mi consuelo.
Permite que abra completamente
la puerta de tu corazón tan bueno
y entre de lleno en él.
Donde hay dolores que aliviar,
lágrimas que enjugar
y tristezas que consolar…
estas tú para aliviarnos el alma.
Eres la dispensadora de las gracias
y mercedes del cielo, para
derramarlas con abundancia
sobre nosotros que
sólo queremos quererte y agradecerte.
Tú eres el lirio que brota en todos
los vales de la vida, y
yo la pobre tierra seca y
dolorida que precisa de Ti
para volver a la vida.
Confiando en tu Auxilio bondadoso
y tierno, quiero hablarte
con toda la seguridad que
tiene mi corazón.
Quiero llorar contigo,
verter mi alma en
tu presencia para solicitarte asistencia.
Tierna y bendita Kateri,
mi dulce Auxiliadora,
escucha todas mis expresiones.
De tu mano quiero ser llevada,
y así no importarán los escollos,
los rudos asaltos y
sinsabores de la vida.
En el momento en que me halle cercada
de tinieblas y sombras de muerte,
cuando mi corazón trema frente
la presencia del mal,
tus agradables manos van a ser
el rayo lumínico que lleve a cabo surgir
mi alma, dándome alas
para remontarme hasta el infinito…
Tu mano salvadora me regalará
con gracias divinas
y dones especiales,
que reservas tan sólo
para tus amados.
Ámame también a mi Kateri!
¡Oh recuerdo consolador!
¡Bendita seas!
¡Kateri! Tú me das vida y aliento,
te solicito… (aquí la petición personal).
La felicidad que te he pedido
y tanto deseo es
muy grande y no la merezco,
pero la espero con plena seguridad
¡Oh mi dulce, mi santa
y tierna Kateri…!
Bendita seas
Amén

Patrona de las Misiones (1 de Octubre)

Oh bienaventurada Santa Teresita del Niño Jesús,
que habéis prometido realizar caer una lluvia de rosas,
desde el cielo, dirigid a mí nuestros ojos
misericordiosos y escuchadme en mis múltiples
pretensiones. Grande es tu poder por el hecho de que Dios
les hizo grande entre los santos del cielo.
Les suplico, pues, oh mi amable protectora, me
alcancéis de Dios las gracias que les pido, siempre
que sea para mayor honra de Dios y salvación de mi
alma. Les suplico de un modo particular que me hagáis
formar parte de las rosas que nos habéis prometido,
apartando mi corazón de las vanidades y bienestares
caducos de esta vida, y enseñándome a querer a Jesús
y a María con amor verdadero, para que así pueda un
día disfrutar con vos de la eterna bienaventuranza Así sea.

Patrona de la Televisión (11 de Agosto)

 (

Por ese espíritu de penitencia que les indujo a considerar particular delicia el ayuno mucho más severo, la pobreza más estricta y la mortificación mucho más penosa y por lo tanto la privación de todos y cada uno de los recursos para consagraros eternamente al amor de Jesús, y por la especial devoción a Jesús Sacramentado por medio del cual salvaste Vuestro Monasterio y la localidad de Asís de los salvajes que la conminaban, concédenos la felicidad de preferir la pobreza a la riqueza, la mortificación al placer y particular devoción a la Santa Eucaristía, para que nos conforte en todo el camino de ésta vida y nos lleve de manera segura a la santa eternidad.
Amén.

Santa Isabel de Hungría

atrona de la Arquidiócesis de Bogotá (17 de noviembre)

Oh Dios misericordioso, alumbra los corazones
de tus fieles; y por las súplicas gloriosas de Santa Isabel, haz que despreciemos las prosperidades mundanales, y gocemos siempre de la celestial consolación. Por nuestro Señor Jesucristo.
Amén.

Devoción a la Divina Clemencia (5 de octubre)

Oh Jesús, que hiciste de la santa Faustina una gran devota de tu infinita misericordia,
concédeme por su intercesión, si fuere esto conforme a tu santísima voluntad, la felicidad de …………………………, que
te pido. Yo, pecador/a, no soy digno/a de tu misericordia, pero dígnate ver el espíritu de entrega y sacrificio de Sor Faustina
y recompensa sus virtudes atendiendo las súplicas que por medio de ella te presento confiando en ti.
Padre nuestro…
Ave María…
Gloria…

Santa Faustina, suplica por nosotros.

Patrona de Francia y Doncella de Orleáns (30 de Mayo)

¡Divina Juana de Arco! Humilde mensajera de Dios que por misión tuviste que enfrentar los enormes inconvenientes de tu pueblo, ya que fue invadido por tus contrincantes encarnados que por misión recibiste la orden desde lo alto para enfrentar los riesgos de una guerra sin cuartel entre hermanos. Divina intercesora inspirada por el espíritu de Dios. Fuiste la elegida en misión de libertar a el resto. Te condenaron a la hoguera como premio a tu gran misión al ser divinizada por Dios y los humanos. A tus pies te pido que yo logre vencer todos los imposibles de mi vida material. Ayúdame a tener fuerza espiritual para así consagrarme al mal que purifica el alma. Divina heroína del pensamiento! Ruega a Dios no me desampare a fin de que yo pueda vivir la vida con resignación.
Así sea.

Co-Patrona de Europa (9 de agosto)

Señor, Dios de nuestros padres,
Tú condujiste a Santa Teresa Benedicta
a la plenitud de la ciencia de la Cruz
al instante de su calvario.
Llénanos con el mismo conocimiento;
y, por su intercesión,
permítenos siempre y en todo momento seguir en búsqueda de ti, que eres la suprema Verdad,
y mantenerse fieles hasta la muerte
a la alianza de amor ratificada por la sangre de tu Hijo
por la salvación de todos los hombres y mujeres.
Te lo solicitamos por nuestro Señor,
¡Amén!

Patrón de la Iglesia Universal (19 de marzo)

José dulcísimo y Padre amantísimo de mi corazón, te escojo como mi protector en vida y en muerte; y consagro a tu culto este día, en recompensa y satisfacción de los muchos que vanamente he dado al planeta, y a sus vanísimas vanidades. Yo te suplico con todo mi corazón que por tus siete dolores y goces me alcances de tu adoptivo Hijo Jesús y de tu verdadera esposa, María Santísima, la gracia de emplearlos a mucha honra y gloria suya, y en bien y provecho de mi alma. Alcánzame vivas luces para entender la gravedad de mis culpas, lágrimas de contrición para llorarlas y detestarlas, propósitos firmes para no cometerlas más, fortaleza para soportar a las tentaciones, perseverancia para continuar el camino de la virtud; particularmente lo que te pido en esta oración (hágase aquí la petición) y una cristiana disposición para fallecer bien. O sea, Santo mío, lo que te suplico; y esto es lo que a través de tu vigorosa intercesión, espero alcanzar de mi Dios y Señor, a quien deseo amar y ser útil, como tú lo amaste y serviste siempre, por siempre, y por una eternidad.
Amén.

Patrona metas de Africa (15 de octubre)

Óyenos, ¡oh Dios! Que eres nuestra salud, para que así como nos ponemos contentos en la festividad de tu bienaventurada virgen Teresa, de esta manera nos sustentemos con el alimento de su celestial doctrina y recibamos con ella el furor de su piadosa devoción.
Por Jesucristo, nuestro Señor.
Amén.

Apóstol de los Apóstoles (22 de julio)

Por los gloriosos méritos de la bendita María Magdalena, te rogamos, oh Dios, que nuestras ofrendas sean admisibles para Ti, por cuanto tu Hijo Unigénito aceptó el humilde servicio que ella le rindió. Te lo pedimos por tu Hijo, Jesucristo, que contigo vive y reina en la unidad del Espíritu Santurrón y es Dios, por los siglos de los siglos.
Amén.

Patrono de los Magos e Ilusionistas (31 de enero)

Oh Padre y maestro de la juventud, San Juan Bosco, que trabajasteis por la salvación de las ánimas, sed nuestra guía en buscar el bien de la nuestra y la salvación del prójimo, ayudadnos a vencer las pasiones y el respeto humano, enséñanos a querer a Jesús Sacramentado, a María Muy santa Auxiliadora y al Papa, y obtenednos de Dios una santa muerte, a fin de que podamos un día hallarnos juntos en el Cielo.
De este modo sea.

San Bernardo

Patrón de Hinojosas de Calatrava (20 de agosto)

Acuérdate, oh piadosísima Virgen María, que nunca se ha oído
decir que ninguno de los que han acudido a tu protección,
implorando tu asistencia y reclamando tu socorro, haya sido
descuidado por ti
Animado con esta confianza a ti también asisto, ¡oh Madre, Virgen
de las Vírgenes!
Y, si bien gimiendo bajo el peso de mis errores, me atrevo a
comparecer ante tu presencia soberana.
No deseches mis súplicas, ¡oh Madre de Dios!, antes bien,
inclina a ellas tus oídos y dígnate atenderlas favorablemente.
Amén.

Capuchin priest from San Giovanni Rotondo (23 de septiembre)

Bienaventurado Padre Pio, testigo de fe y de amor. Admiramos tu vida como fraile Capuchino, como sacerdote y como testigo leal de Cristo. El dolor marcó tu vida y te llamamos «Un crucificado sin Cruz».
El cariño te llevó a preocuparte por los enfermos, a captar los pecadores, a vivir profundamente el misterio de la Eucaristía y del perdón.
Fuiste un poderoso intercesor ante Dios en tu vida, y prosigues en este momento en el cielo realizando bien y también intercediendo por nosotros.
Deseamos tener tu ayuda. Ruega por nosotros.
Lo solicitamos por Jesucristo, nuestro Señor.
Amén.

Unofficial spiritual patron in several forms of Christianity (15 de septiembre)

Dios Padre de todos y cada uno de los hombres,
que nos diste a tu siervo Oscar Romero,
a un Pastor fiel y receloso fervoroso apasionado de tu
Iglesia y en ella de modo especial,
de los pobres y de los más necesitados,
concédenos que nosotros sepamos vivir
con arreglo al Evangelio de tu hijo Jesús.
Dígnate glorificar a tu Siervo Oscar
y concédeme por su intercesión el favor que te solicito …
De este modo sea.

Virgen Muy santa de la Cofradía Nacional Anglicana (24 de septiembre)

Padre omnipotente de nuestro Señor Jesucristo, tú has revelado la belleza de tu poder en exaltar a la humilde Virgen de Nazaret y en hacerle la Madre de nuestro Salvador: Que las frases de Nuestra Señora de Walsingham traigan a Jesús al planeta que le espera y llene los corazones de todo tu pueblo con la presencia de su niño; que vive y reina contigo y el Espíritu Beato, un solo Dios, por los siglos de los siglos.
Amén.

Santa Madre Teresa de Calcuta

Madre de los pobres (5 de Septiembre)

Capullo de Albania, pequeña bendecida,
madre de los pobres por Dios elegida.
Obsequio del cielo envuelta en un sari,
sandalias de Pablo, incansable viajera.

Madre de los pobres entre los más pobres,
multiplicando amor desde una moneda,
para repartirlo entre seres hambrientos,
enfermos y solos, en unas literas.

Madre de Calcuta, ejemplo de todos,
¿Qué calle no conoció tu amor
y fortaleza? ¿Qué niño
no sintió tu ternura al recibirlo?
¿Quién no aprendió tu oración de Misionera?

Santurrona en el Cielo que amaste en la Tierra
a cada mendigo que diste la mano,
Madre de los pobres entre los más pobres,
hazme descubrir a Jesús en todos y cada hermano.
Amén.

El anterior Papa

Oh Trinidad Santa,
Te damos gracias por haber concedido a la Iglesia al Papa Juan Pablo II y pues en él has reflejado la inocencia de Tu paternidad, la gloria de la cruz de Cristo y el esplendor del Espíritu de amor.

Él, confiando totalmente en tu sin limites clemencia y en la maternal
intercesión de María, nos mostró una imagen viva de Jesús Buen Pastor, indicándonos la santidad, alto nivel de la vida cristiana ordinaria, como camino para lograr la comunión eterna Contigo.

Concédenos, por su intercesión, y si es Tu intención, el favor que
imploramos, con la esperanza de que sea próximamente incluido en el número de tus santurrones.
Amén.

El Nuevo Papa

Oh Jesús, Rey y Señor de la Iglesia: renuevo en tu presencia mi adhesión incondicional a tu Vicario en la tierra, el Papa. En él tú has amado mostrarnos el sendero seguro y cierto que debemos seguir en la mitad de la desorientación, la incomodidad y el desasosiego. Creo firmemente que a través de él tú nos gobiernas, enseñas y santificas, y bajo su cayado formamos la verdadera Iglesia: una, santa, católica y apostólica. Concédeme la felicidad de amar, vivir y propagar como hijo leal sus enseñanzas. Protege su historia, alumbra su sabiduría, hace más fuerte su espíritu, defiéndelo de las calumnias y de la maldad. Mitiga los vientos erosivos de la infidelidad y la desobediencia, y concédenos que, en torno a él, tu Iglesia se conserve unida, firme en el opinar y en el obrar, y sea de este modo el instrumento de tu redención.
De este modo sea.

Patrón de Bohemia Nació en Pomuk (16 de Mayo)

Oh Dios, que por el invencible silencio sacramental del bienaventurado Juan Nepomuceno adornaste tu iglesia con una nueva corona del calvario; concédenos, por su intercesión y ejemplo, que moderemos nuestra lengua y suframos todos los males de este planeta, antes que el detrimento de nuestras ánimas.
Por Jesucristo Nuestro Señor
Amén.

Patrona de los Progenitores Redentoristas y de Haití (27 de junio)

Santísima y siempre y en todo momento pura Virgen María, Madre de Jesucristo, Reina de todo el mundo y Señora de todo lo desarrollado; que a ninguno abandonas, a ninguno desprecias ni dejas desconsolado a quien recurre a Ti con corazón humilde y puro. No me deseches por mis gravísimos e incontables errores, no me abandones por mis muchas iniquidades, ni por la dureza e inmundicia de mi corazón me prives de tu felicidad y de tu amor, pues soy tu hijo. Escucha a este pecador que confía en tu misericordia y piedad: socórreme, piadosísima Madre del Perpetuo Socorro, de tu amado Hijo, omnipotente Dios y Señor nuestro Jesucristo, la indulgencia y la remisión de todos mis pecados y la gracia de tu amor y temor, la salud y la castidad y el verme libre de todos los peligros de alma y cuerpo. En los últimos momentos de mi vida, sé mi piadosa auxiliadora y libra mi alma de las eternas penas y de todo mal, tal como las almas de mis padres, familiares, amigos y bienhechores, y las de todos los leales vivos y finados, con el auxilio de Aquel que por espacio de nueve meses llevaste en tu purísimo seno y con tus manos reclinaste en el pesebre, tu Hijo y Señor nuestro Jesucristo, que es bendito por los siglos de los siglos.
Amén.

(Muy santa de Guadalupe) – 9 de diciembre

¡Oh, Padre Celestial! que concediste a Juan Diego ser el confidente de la Virgen de Guadalupe y ayudar al nacimiento de la fe en nuestra Patria, te pedimos, por su intercesión, que socorras a los más necesitados.
Consuela a los enfermos de alma y cuerpo y concede que el Pueblo Mexicano, unido por la fuerza del amor a nuestra Dulce Madre del Tepeyac, realice de todos sus hogares un templo vivo en donde adoremos a Jesucristo, nuestro Señor, que vive y reina contigo por los siglos de los siglos.
Amén.

Patrona de México y Emperatriz de las Américas (12 de Diciembre)

Madre Santísima de Guadalupe. Madre de Jesús,
condúcenos hacia tu Divino Hijo por el sendero del Evangelio,
a fin de que nuestra vida sea el cumplimiento espléndido
de la voluntad de Dios
Condúcenos a Jesús,
que se nos manifiesta y se nos da en la Palabra revelada
y en el Pan de la Eucaristía
Danos una fe firme,
una promesa sobrehumano
una caridad ardiente
y una lealtad viva
a nuestra vocación de bautizados.
ayúdanos a ser agradecidos a Dios,
exigentes con nosotros mismos y llenos de amor
para con nuestros hermanos.
Amén

Patrona de Uruguay (Segundo domingo de noviembre)

Santísima Virgen María, ante cuya imagen
inclinaron su bandera y doblaron
reverentes su rodilla
los fundadores de nuestra Patria
Protege siempre y en todo momento a este pueblo
nacido a tu sombra bienhechora.
Haz ¡Oh Madre!
que en nuestros hogares florezcan la religión
y todas las virtudes cristianas.
Haz que veamos el reinado de Cristo,
que es el de la realidad y la justicia.
Alcánzanos estas gracias y la de la eterna salvación,
de tu hijo Jesucristo
que con el Padre y el Espíritu Beato
vive y reina por los siglos
de los siglos.
Amén

 

Patrona de Argentina (8 de mayo)

Jesucristo, Señor de la historia,
te requerimos. Estamos
heridos y estresados. Precisamos
tu alivio y fortaleza.

Queremos ser nación, una
nación cuya identidad sea la
pasión por la verdad y el
deber por el bien común.

Danos la valentía de la independencia
de los hijos de Dios para amar
a todos sin excluir a nadie,
privilegiando a los pobres
y perdonando a los que
nos ofenden, aborreciendo
el odio y creando la paz.

Concédenos la sabiduría del
diálogo y la alegría de la
promesa que no defrauda.

Tú nos convocas. Aquí estamos,
Señor, próximos a María, que
desde Luján nos comunica:
¡Argentina! ¡Canta y camina!

Jesucristo, Señor de la
historia, te necesitamos.
Amén.

Nuestra Señora Aparecida

Patrona de Brasil (12 de Octubre)

Querida Madre Nuestra Señora Aparecida,
tú que nos amas y nos guias todos los días
Tu que eres la mas bella de las Madres
a quien amo con mi corazón,
te pido de nuevo que me asistas a lograr una gracia.
Sé que me asistirás y sé que siempre me acompañarás hasta la hora de mi muerte.
Amén

Muy santa Madre de Dios y madre nuestra,
desde vuestro Santuario de Caacupé cubrid con vuestro manto asegurador
a vuestros devotos y a todo el Paraguay.
Interceded por nuestros padres y bienhechores,
por los desvalidos y todos y cada uno de los necesitados de perdón y misericordia.
Proteged a nuestra Santa Madre la Iglesia
y alcazad luz a los magistrados para
que hagan justicia y haya paz entre los hombres.
Después de la gracia especial que les pedimos,
alcanzadnos asimismo la gracia
mayor de preservar en nuestra Fe
y en tu Amor,
para de este modo merecer la realización de
la promesa que Nuestro Señor Jesucristo
nos hiciera cuando ha dicho:
«El que persevere hasta el objetivo se Salvará.»
A Vos ya que, Madre querida,
clamamos a fin de que nos obtengáis tan singular favor.
Amén.

Nuestra Señora de la Caridad del Cobre

Patrona de Cuba (8 de septiembre)

Santa María de la Caridad
que viniste como mensajera de paz,
flotando sobre el mar.

Tú eres la Madre de todos los cubanos.
A ti asistimos, Santa Madre de Dios,
para honrarte con nuestro amor de hijos.

En tu corazón de Madre ponemos
nuestras ansias y esperanzas,
nuestros anhelos y nuestras súplicas;

Por la Patria desgarrada,
a fin de que entre todos construyamos
la paz y la concordia.

Por las familias,
para que vivan la lealtad y el amor.
Por los pequeños, a fin de que crezcan sanos
corporalmente y espiritualmente.

Por los jóvenes a fin de que afirmen su fe y
su responsabilidad en la vida y
en lo que da el sentido a la vida.

Por los enfermos y marginados,
por los que sufren en soledad,
por los que están lejos de la Patria,
y por todos los que sufren en su corazón.

Por la Iglesia Cubana
y su misión evangelizadora,
por los curas y diáconos, religiosos y laicos.

Por la victoria de la justicia
y del amor en nuestro pueblo.

¡Madre de la Caridad,
bajo tu amparo nos acogemos!

¡Bendita tú entre todas las mujeres
y bendito Jesús, el fruto de tu vientre!
A Él la gloria y el poder,
por los siglos de los siglos.
Amén.

¡Oh Virgen Muy santa del Carmen, llenos de la mucho más tierna seguridad, como hijos que acuden al corazón de su madre, nosotros venimos a implorar de nuevo los bienes de misericordia, que con tanta solicitus nos habéis siempre y en todo momento dispensado. Reconocemos humildamente que un ode los mayores provecho que Dios ha concedido a nuestra Patria ha sido señalaros a Vos por nuestra especial Letrada y Protectora. Por eso, a voz clamamos en todos nuestros riesgos y pretensiones, seguros de ser benignamente escuxgados. Vos sois la Madre de la Divina Felicidad, conservad puras nuestras ánimas; sois la Torre poderosa de David, defended el honor y la independencia de nuestra Nación; sois el Cobijo de los pecadores, tronchad las cadenas de los esclavos del fallo y del vicio; sois el Consuelo de los afligidos, socorred a las viudas, a los huérfanos ay a los desvalidos; sois el Auxilio de los Cristianos, conservad nuestra fe, y proteged a nuestra Iglesia, de manera especial a sus obispos, sacerdotes y religiosos. Desde el trono de nuestra gloria, atended a nuestras súplicas, ¡Oh Madre del Carmelo! Abrid vuestro mantón, y cubrid con él a esta República de Chile, de cuya bandera Vos sois la estrella luminosa. Les pedimos aciertos para los jueces, legisladores y jueces; paz y piedad, para los matrimonios y familias; santo temor de Dios, para los maestros; Inocencia, para los pequeños; y para la juventus, cristiana educación. Separa de nuestras ciudades los terremotos, incendios y epidemias, alejad de nuestros mares las tormentas y dad la abundancia a nuestros campos y nomtañas. Sed Vos el escudo de nuestros guerreros, el faro de nuestros marinos y el amparo de los ausentes y pasajeros. Sed el antídoto de los enfermos, la fortaleza de las almas atribuladas, la protección especial de los moribundos y la redentora de las ánimas del Purgatorio. ¡Oídnos, ya que, Madre clementísima!, y haced que, viviendo unidos en la vida por la confesión de una misma fe y por la práctica de un mismo amor al Corazón Divino de Jesús, podamos ser traladados de esta patria terrenal a la patria inmortal de cielo, donde les alabaremos y bendeciremos por los siglos de los siglos. De esta forma Sea.
Amén.

Nuestra Señora de Copacabana

Patrona de Bolivia (5 de agosto)

Querida Madre Nuestra Señora Copacabana,
tú que nos amas y nos guias todos y cada uno de los dias
Tu que eres la mas bella de las Mamás
a quien amo con todo mi corazón,
te pido de nuevo que me asistas a alcanzar una gracia.
Sé que me asistirás y sé que siempre y en todo momento me acompañarás hasta la hora de mi muerte.
Amén

Acordaos, oh amorosísima Virgen de Coromoto, que nunca se ha oído decir que alguno de cuantos han acudido a vuestra protección y también invocado tu auxilio haya sido desamparado. Llenos, pues, de seguridad en nuestros merecimientos acudimos a implorar vuestra intercesión. ¡Oh! Vigorosa Patrona de Venezuela, Celeste Tesorera del Corazón de Jesús, de ese Corazón que es fuente insaciable de todas las gracias y el que podéis abrir a vuestro gusto, para derramar sobre los hombres y de forma particular sobre Venezuela, todos los tesoros de amor y misericordia, de luz y de salvación que ese Adorable Corazón encierra. Concédenos, os lo suplicamos humildemente, que se salve nuestra Patria de la tremenda amenaza del Comunismo y que reine la Paz en nuestros hogares y la concordia fraternal entre todos los venezolanos.
¡No, no tenemos la posibilidad de recibir de Vos, que sois nuestra Patrona, Madre y Reina, desaire alguno!.
Y puesto que Venezuela les pertenece y somos vuestros hijos mimados, dignaos acoger benignamente nuestras súplicas y salvar a nuestra amada Patria. ¡De este modo sea!.
Amén

Maria, Madre de nuestro hermano y Señor
Jesucristo, pobre y crucificado,
Madre de nuestra Familia, Madre de los pobres,
escucha la súplica confiada que hoy te vamos.
Falta el pan material y el pan espiritual
a muchos pueblos de nuestro tiempo;
falta el pan de la realidad y del amor
en tantas mentes y en muchos corazones:
falta el pan de la palabra y el pan del Señor
a muchas personas.
El egoísmo que depaupera
envuelve el corazón de varios hombres y mujeres.
Que los pueblos de todo el planeta
sepan acoger la Luz verídica,
continuando por los senderos de la Paz y la Justicia,
en el respeto mutuo y en la solidaridad
enraizada en la humanidad de nuestro Dios.
Señora Nuestra de la Porciúncula,
alumbra nuestra esperanza, purifica nuestros corazones,
ven con nosotros por los caminos de la novedosa evangelización,
hacia un planeta poco a poco más justo y libre para todos.
Amén.

Nuestra Señora de la Altagracia

Patrona del Pueblo Dominicano (6 de enero)

Yo también deseo a portar mi grano de arena, echándole las bendiciones representando a las patronas del pueblo dominicano, La Virgen de las Mercedes y La Virgen de Altagracia.
Amén

María de la Merced, tú eres clemente con todos. Dame compasión hacia quienes no son libres porque alguien o algo los oprime. Dame el valor de pelear por su independencia.
Amén.

Oh Jesús Salvador nuestro que deseaste que tu Madre, la Gloriosísima Virgen María, fuera reverenciada en la bella imagen de Nuestra Señora del Quinche; concédenos bondadoso, que sepamos imitar fielmente en este mundo el testimonio cristiano de tan Santa Madre y Reina, cuyas alabanzas esperamos cantar en el cielo. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos.
Amén.

Patrona de Colombia (9 de Julio)

Querida virgen
Autóctona Virgen de rostro bronceado, mi
Lago encantado te exorne los pies con
rizos y ondas de armónico halago y Reina
del Lago te comenten doquier.

Bruñeron tus sienes con lis plasmadas
ígneas llamaradas de eterno brillar por eso
mi tierra, que el trópico inflama, del Sol
te proclama la Reina inmortal.

La extraña fecunda del suelo nativo por Ti
se mueva un vivo tesoro sin fin, riberas y llano, lagunas y sierra
Reina de mi tierra te llamen a Ti.

Y por el hecho de que mi casta florezca en virtudes tus
excelsitudes proclame la grey Reina de mi Tri
bu, llamándote, en tanto la dicha o el llanto nos colmen.
Amén.

Nuestra Señora de la Divina Providencia

Patrona de Puerto Rico (19 de noviembre)

Bendita sea tu pureza y eternamente lo sea;
pues todo un Dios se recrea; en tu preciosa hermosura.
A ti, celestial princesa; Virgen Sagrada María;
yo te ofrezco en este día; mi alma,vida, y corazón;
míranos con compasión, no nos dejes, Madre mía;
échanos tu bendición; todas y cada una de las horas del día;
y también las de la noche; Virgen Sagrada María.
Y si en algo te hemos ofendido;
perdónanos, Mi madre.
Amén.

Nuestra Señora de la Paz

 Patrona de El Salvador (21 de Noviembre)

Oh María, Puerta del Cielo y Señora de nuestras almas, no permitas que nos apartemos del sendero que nos transporta hacia Dios; y acompáñanos en el día de nuestra muerte, para que podamos contemplar tu belleza y contigo gozar en el cielo de la posesión eterna de tu Hijo, en compañía de todos y cada uno de los santurrones.

V. María, Reina y Señora de la Paz.
R. Suplica por nosotros.
V. María, Sendero de salvación.
R. Suplica por nosotros.
V. María, Madre de los que padecen.
R. Suplica por nosotros.
V. Te consagramos, Madre, a los hombres,
R. haz que sobre ellos no predominen las tinieblas, sino más bien la luz.
V. Te consagramos, Madre, a la Iglesia,
R. hazla en el mundo sacramento eficiente de la redención.
V. Te consagramos, Madre, nuestras vidas,
R. llénalas de Cristo, luz de todo el mundo y único Salvador,
V. que reina con el Padre y el Espíritu Beato, por los siglos de los siglos,
R. Amén.

Salve, Señora, santa Reina,
santa Madre de Dios María,
que eres virgen llevada a cabo Iglesia
y escogida por el muy santo Padre del cielo,
consagrada por él con su muy santo Hijo amado
y el Espíritu Santo Paráclito,
en la que estuvo y está toda la plenitud de la gracia y todo bien.
Salve, palacio suyo; salve, tienda suya;
salve, casa suya; salve, vestidura suya;
salve, sierva suya; salve, madre suya,
y todas vosotras, virtudes santas,
que por la gracia y la iluminación del Espíritu Santurrón
sóis infundidas en el corazón de los leales,
a fin de que de infieles se vuelvan fieles a Dios.
Amén.

Virgen Muy santa, socorro perpetuo de las almas que se acogen a tu amor maternal: dignaos soliciar por mi a vuestro muy santo Hijo y Señor nuestro Jesucristo, a fin de que le sean agradables todos mis pensamientos, palabras y acciones de este día y toda mi vida.
Aceptad, ¡Oh tierna madre mía! el corto obsequio que os ofrezco en esta Novena, y alcanzadme el favor que en ella les solicito, si resulta conveniente para mayor gloria suya, honra vuestra y bien de mi alma.
Amén.

Nuestra Señora de Suyapa

Patrona de Honduras (3 de febrero)

Virgencita de Suyapa,
Madre de mi corazón,
únete siempre y en todo momento a mi espalda
como al niño que te halló,
guíame por el camino,
abrígame con tu amor,
condúceme al paraíso
donde no se esconde el Sol.

Cuando me venza el cansancio,
o me atenace la angustia,
en el momento en que la muerte, a su paso,
realice despertar mis dudas,
Virgencita de Suyapa
ven a mi espalda en asistencia,
sostenme con tu mirada,
y mis lágrimas enjuga.

Reina de los hondureños,
con tus pequeñas manitas
rezas por el bien del pueblo
que en tu protección confía.
Virgencita de Suyapa,
morena de raza indígena,
¡cúbreme de paz el alma
hasta el desenlace de mis días!.
Amén.

Madre, que ofrecer pudiste de tu vientre pequeño
tantas rubias bellezas y tropical tesoro,
tanto lago de azures, tanta rosa de oro,
tanta paloma dulce, tanto tigre zahareño.

Yo te ofrezco el acero en que forjé mi empeño,
la caja de armonía que almacena mi tesoro,
La peaña de diamantes del Ídolo que adoro
y te ofrezco mi esfuerzo, y mi nombre y mi sueño.
Amén

2 ángeles coronan tu cabeza,
un merecido honor por tu humildad,
por tu fiat a Dios,
por tu alma limpia, cáliz de su paz,
por tu benevolencia,
tú eres la Reina-Madre terrenal.

Como cetro y escudo de tu reino,
mantienes en tu mano hermosa flor
de un jardín sevillano
(recuerdo de tu origen español),
y en tus brazos Jesús,
muy cerca de tu amante corazón.

El pueblo panameño te ha nombrado
la Reina de la hermosa Panamá,
satisfaces sus ruegos,
es tu imagen de vieja catedral
el sendero al Amor
por tu clemencia y tu amabilidad.
Amén

Nuestra Fundación tiene la meta de desarrollar, expandir y sustentar el sitio llamado \’ Marypages \’ ( páginas de María ) y el de promover nuestra religión Católica Apostólica y Romana y de forma especial la devoción a nuestra Madre Celestial, laSantísima Virgen María.
Con vuestro aporte económico vamos a hacer posible todo lo mencionado.

Privacy

Toda donación, por pequeña que sea, es bienvenida.

A través de una donación de 50 euros o más, le vamos a ofrecer:

– Un bello rosario de Lourdes, con una descripción descriptiva «De qué forma rezar el rosario». El rosario contiene una gota de agua bendita del manantial en Lourdes.
– Una Medalla Prodigiosa (con descripción descriptiva), que fue desarrollada con motivo de las visualizaciones de la Virgen a Catharina Labouré en 1830 en París.

También puede conceder a nuestra cuenta corriente en Rabobank:
Número IBAN / SEPA: NL19RABO0136467849 / Número BIC: RABONL2UXXX a Foundation Marypages, 6942 WX Didam, Países Bajos

Su ayuda financiera es fundamental para la presencia continua de Marypages. Por favor, ayúdenos con su donación.

Terms and conditions donation

Copyright © Marypages Design. Atención : Este es un diseño único de Marypages. Todos los derechos reservados.

Realiza un comentario