Lourdes 1858

2021-05-18
Rate this post

Santa Bernardette Soubirous ( 1844-1879 )

Las apariciones de la Santísima Virgen María en Lourdes y la crónica de Bernardette Soubirous, Lourdes 1858.

«Dios te salve María, llena eres de Felicidad, bendita Tu eres entre todas y cada una de las mujeres y bendito es el fruto de Tu vientre, Jesús. Santa María, Madre de Dios suplica por nosotros pecadores en este momento y en la hora de nuestra muerte. Amen»

«La Santa yacente de Nevers»

Bernardette murió el 16 de abril de 1879. Su cuerpo fue sepultado en la pequeña capilla dedicada a San José, en el mismo convento.. En el mes de septiembre de 1909 el cuerpo de Bernardette fue exhumado, como parte del desarrollo que lleva habitualmente a una eventual Canonización. La excavación reveló que que la tumba habia sido muy húmeda, que el habito estaba tambien muy humedo, que el rosario que llevaba se veia oxidado y que su crucifijo se había puesto verde. A pesar de todo lo mencionado, su cuerpo estaba con perfección preservado …

Bernardette trabajaba en Lourdes y estaba muy socia al Plan Divino. De ahí que es que nos agradaría de que la conociesen mejor. Ella era un individuo un individuo común como cualquiera de nosotros, es su humanidad y su forma de vivir el verdadero Evangelio lo que la hacía tan atractiva. Ella solo tenía catorce años y no sabía nada del Catecismo o de Francés en el momento en que Nuestra Señora se le apareció.

Sus padres eran François Soubirous y Louise Castérot. Bernardette era su hija primogénita nacida el domingo 7 de enero de 1844. Fue registrada en el lugar con el nombre de Bernarde-Marie. A lo largo de los años siguientes tuvieron otros seis hijos, de los cuales tres fallecieron.

Bernardette misma no fue jamás una niña saludable. Ella sufría de asma. Ella siempre y en todo momento fue muy apegada a sus padres y sus hermanos. La familia vivián en el molino Boly. Debido a las malas condiciones en el Molino, se produjo una baja en la calidad y en la cantidad de la harina producida, como también bajó el número de clientes. Ocasionalmente la familia se vio obligada a dejar el molino y a mudarse a una vivienda mucho más humilde. François tenía que conseguirse todos los días trabajos eventuales, por los cuales le pagaban poquísimo. Gracias a todo esto el no podía cuidar demasiado bien a su familia. Louise trataba de ayudar como podía poniéndose ella misma a trabajar, dejando a Bernardette al precaución de sus hermanos menores. La multitud trataba de darle lecciones de Catecismo a Bernardette. Eso le resultaba difícil y a menudo se la encontraba sola con sus ovejas. Ella era muy fervorosa y se encontraba siempre rezando el Rosario con uno que siempre llevaba consigo. No conocía otras oraciones.

Se estaba de manera lenta aproximando el instante en que la Muy santa Virgen necesitara de Bernardette, para charlar a todo el mundo a través de ella.

Calendario de las 18 visualizaciones de Nuestra Señora en la gruta de Massabielle, Lourdes:

– 11, 14, 18, 19, 20, 21, 23, 24, 25, 27 y 28 de febrero de 1858

– 1, 2, 3, 4, y 25 de marzo de 1858

– 7 de abril de 1858

Webcams y vídeos web oficial de Lourdes:

La Gruta 

La estatua coronada

El rosario períodico de la gruta

La procesión mariana de antorchas

Vista panorámica de la Gruta de Lourdes 

Primera aparición – Jueves 11 de febrero de 1858

Bernardette ( 14 ), su hermana Tionette ( 12) y la pequeña amiga de ambas Jeanne Abadie (13) habían ido en pos de madera. Habían ido a Massabielle y alli vieron una gruta frente a la cual había un arroyo. Bernardette comenzó a sacarse los zapatos y los zoquetes para poder atravesar por el agua. En ese momento y aún sin haber terminado de sacárselos ella escucho algo semejante a una racha de viento. Nuevamente escuchó un sonido similar y cuando miró hacia la gruta, vió en su parte de arriba una hermosa señora vestida de blanco con un cinturón azul y una rosa amarilla en cada pie. La dama le hizo señas con un dedo a Bernardette a fin de que se acercara. Bernardette estaba aterrada, como pegada a la tierra. La pequeña procuró espontáneamente su Rosario, se arrodilló y trató de llevar a cabo la señal de la cruz, pero no ha podido hasta que la señora – quien tenía un Rosario con un gran crucifijo que brillaba -la hiciera primero. Mientras que Bernardette reza su Rosario ve que la señora v tambien dejando pasar las cuentas, pero sin desplazar los labios.

Esa visión duró alrededor de 15 minutos. Las otras niñas no pudieron ver nada de esta visión, pero Bernardette se las refirió y asi fue que se enteró Mamá Soubirous de la misma.

Segunda aparición – Domingo 14 de febrero de 1858

Es un domingo durante los Carnavales y Bernardette siente el impulso de proceder a la gruta a pesar de la prohibición de su madre. Tras mucha persuasión la madre de Bernardette está de acuerdo con que la pequeña vaya a la gruta, y finalmente la visita con las otras pequeñas tomando una botella de Agua Bendita para arrojarle a la imágen de la gruta, si esta se les apareciese. Bernardette provoca que las pequeñas se arrodillen y entonces ahí comienzn a rezar un rosario.

De nuevo Bernardette ve a la Dama con Su Rosario en un brazo. Ella arroja algunas gotas de Agua Bendita a la Señora y afirma : “ ¡ Si eres de Dios. quédate. Si no lo eres, vete! “ Una vez vacia la botella Bernardette sigue con su rosario y la visión desaparece.

Tercera aparición – Martes 18 de febrero de 1858

Es aún muy temprano en la mañana cuando Bernardette se arrodilla frente a la gruta. Unos pocos mayores de la villa la han acompañado y le dieron un lapiz y un papel. Bernardette va a la gruta y le afirma a la Señora : “ ¿ Podría escribir su nombre?”. La multitud le había pedido que lo hiciese. Bernardette escucha la respuesta : “ No es necesario “. Entonces la Señora le pregunta : “ ¿ Serías tan buena de venir a la gruta a lo largo de quince días ? La contestación de Bernardette es : “ Si, lo prometo “. La Señora , por su parte, asegura:

Te prometo que serás feliz, no en esta vida sino más bien en la otra

Entonces la Señora afirma : “ Me gustaría ver muchas personas aquí. “ Es en esta ocasión que Bernardette oye por primera vez Su satisfactorio y clara voz . Esta aparición dura menos de media hora.

Cuarta aparición – Viernes 19 de febrero de 1858

Bernardette por el momento no teme y siente un creciente impulso de proceder a la gruta de Massabielle. Con ella van seis o siete mujeres, introduciendo la tía de Bernardette. Sin aún completar los tres Ave Marías la visión reaparece y continúa cerca de 10 minutos. Solo que hay un detalle : ahora Bernardette lleva un cirio bendito con ella, algo que ella prosigue haciendo hasta la decimocuarta aparición en el tercer mes del año de 1858.

Quinta aparición – Sábado 20 de febrero de 1858

En este momento el conjunto de Bernardette creció hasta cerca de treinta personas. La misma visión aparece y cuando ha terminado Bernardette está tan calma como siempre y en todo momento. Entonces ella narrará muy poco acerca de la aparición, únicamente dice, muy precisamente, que una vez más vió a » aqueró «, » La bella Señora «, y que le ha sonreido desde la gruta.

Sexta aparición – Domingo 21 de febrero de 1858

En esta mañana de domingo las cien personas que van con Bernardette son siendo conscientes de lo profundamente emocionada que está la pequeña. Nuestra Señora hace aparición para ver al mundo entero con sus ojos brillantes y dice : » ora por los pecadores «. A la tarde Bernardette debe soportar una extendida entrevista con el comisario de la Policía, el Sr. Jacomet. Bernardette continúa sosiega, Papá Soubirous le hace prometer no volver jamás mucho más a la gruta.

Septima aparición – Martes 23 de febrero de 1858

En el confesionario el capellán, Padre Pomian, le dice a Bernardette que nadie tiene derecho a impedirle que vaya a la gruta. Entonces su padre, el Sr. Soubirous le levanta la prohibición. En esta ocasión hay de nuevo cien testigos, entre los que está el Doctor Dozous y muchos otros hombres importantes de la aldea. La Ssma. Virgen le enseña a Bernardette, palabra por palabra, una breve oración particular… que Bernardette mantiene en misterio. Ella va a decir esa oración todos y cada uno de los días a lo largo del resto de sus días. María asimismo le da instrucciones : » Ve a los curas y diles que quiero que me construyan una capilla aqui»

Octava aparición – Miercoles 24 de febrero de 1858

Entre 200 y 300 personas se deciden a proceder a la gruta. Ellos ven que la niña tiene una expresión muy triste en su cara. Ella va gateando por el piso todo el tiempo y se detiene varias veces para musitar : «penitencia….penitencia … penitencia » y agrega que la Señora le ha pedido hacer esto como penitencia por los pecadores.

» Dios te salve, María,…ruega por nosotros pecadores… «

Novena aparición – Jueves 25 de febrero de 1858

Nuevamente la gruta está llena de gente. La expresión de Bernardette es extraña, a causa de lo que María le está diciendo : » Hija mía, te quiero decir, sólo por ti y acerca de ti un último secreto que no tienes que revelar a absolutamente nadie. En este momento ve y lavate y bebe de la vertiente y come del pasto que crece cerca de ella. María apunta con su dedo la gruta, y la jovencita ve que sale agua barrosa … no puede tomar de ella. Entonces cava tres veces más, cada vez más hondo. En su cuarto intento ella nota que ya puede tomar de ese agua y lavarse con ella. Algunos de los presentes dicen : » ¡ Está loca ! «, pero luego de la última excavación la vertiente se hace enorme. Transcurrido un tiempo llega a producir cien.000 litros de agua al día. Después ese día Bernardette debió contestar a un interrogatorio del Procurador Imperial, Mr. Dutour, pero el investigador no llegó a ninguna conclusión tras el mismo.

Décima aparición – 27 de febrero de 1858

La décima aparición tuvo lugar en presencia de 800 personas. Una vez más Bernardette tomó agua de la vertiente que ya salía a borbotones , y comió del pasto cercano a exactamente la misma.

Undécima aparición – Domingo 28 de febrero de 1858

En esta ocasión hubo aún más gente que el día previo acompañando a Bernardette a la gruta : alrededor de 1150 personas. El Oficial en Jefe de la Gendarmería de Tarbe estaba presente con su secretario. Estuvo muy impresionado y después contó que la visión había durado mucho. Por la tarde hubo otro interrogatorio del Procurador Imperial y del Jefe de Policía. El directivo de una escuela secundaria (here there is a doubt, Grandpa Leo. What is a «senior school» ? Is it the same as High School in which everybody studies since the age of 13 to 18 years old, or is it a school for people who are working in the morning and afternoon and want to finish their studies when they are 23, 33 or older and go at night to those special schools ? Please tell me in a letter. Now I have put it as if it were a High School = escuela secundaria ) la entrevistó en privado. El había pensado – antes de esta entrevista – que quizás Bernardette padecía de catalepsia, pero luego se convenció de que la pequeña experimentaba esas visiones verdaderamente.

Duodécima aparición – Lunes 1 de marzo de 1858

Esta vez – de acuerdo conlos registros de la Policía – fueron 1500 personas a la gruta. Bernardette se encuentra con una pequeña pequeña que le afirma que el rosario que lleve no es el de el, sino más bien el de una amiga enferma. Nuevamente Bernardette bebe del agua de la vertiente y se lava con ella. Esta fué la primera oportunidad en que un sacerdote estaba presente, el últimamente ordenado Padre Abbe Dezirat de Omex, una pequeña localidad cerca de Massabielle. El observa a Bernardette cuidadosamente y muy de cerca. Más tarde comentó : » ¡ Que impecable paz !, ¡ Qué impecable tranquilidad ! ¡ Que impecable santidad ! Es realmente difícil que un niño invente esto que he visto ; tan puro, tan hermosamente interesante ! Me sentía como si estuviese en la puertas mismas del Cielo ! «

Décimotercera aparición – Martes 2 de marzo de 1858

En esta ocasión hubieron 1.650 espectadores. Bernardette escuchó el próximo pedido : » Ve y solicita a los curas que construyan una capilla. Quiereo que la multitud venga aquí en procesión «. El Padre Peymarale es tan desagradable con ella cuando se encuentran, que la niña solo se acuerda de la procesión y olvida lo de la capilla. Muy nerviosa regresa a ver al sacerdote hacia la noche y le completa el mensaje delante de tres capellanes presentes. El párroco le dice que primero ella debe preguntarle a la Señora cual es Su nombre.

Decimocuarta aparición – Miércoles 3 de marzo de 1858

Muy temprano en la mañana ya hay entre 3 y 4.000 personas presentes en la gruta, pero nada pasa. A la tarde Bernardette vuelve y en presencia de alrededor de cien personas experimenta la visión. Tal como el sacerdote de la parroquia le solicitara, ella le pregunta a la Señora su nombre : La Dama sólo sonrie pero no responde. Bernardette le refiere lo ocurrido al sacerdote quien le dice que está ida y que además de esto le están tomando el pelo. No obstante insiste a fin de que Bernardette le vuelva a preguntar a la Señora Su nombre.

Decimoquinta aparición – Jueves 4 de marzo de 1858

Es un día de mercado en Lourdes y el último día de los quince nombrados por Nuestra Señora a lo largo de la tercera aparición. Una impresionante proporción de gente, alrededor de 20.000 personas bullen por las cercanías de la gruta. La policía local ha recurrido a la ayuda de la policía de otras aldeas cercanas y aún asi solamente pueden supervisar la situación. Bernardette entra en un trance que le dura alrededor de tres cuartos de hora en frente de la gruta. De nuevo cuando va dejando el lugar visita al párroco y le afirma que la Señora solo le sonrió en el momento en que ella le preguntó Su nombre, pero tambien que le había insistido sobre la construcción de una capilla. El Padre Peymarale insiste a Bernardette con que desea comprender Su nombre.

Ahora hay una pausa en las apariciones, que dura veinte días, durante los que Bernardette no va a la gruta. Tampoco siente el impulso que de forma frecuente la llama a ir al sitio. Esta es una buena pausa, un buen recreo para ella pues va recobrando la paz. Va a la escuela y se prepara para la Primera Comunión.

Decimosexta aparición – Jueves 25 de marzo de 1858

La celebración de la Anunciación. Bernardette no ha ido a la gruta en tres semanas, pero en la noche que va desde el 24 al 25 de marzo ella experimenta una enorme necesidad de proceder a la gruta en Massabielle. A las cinco de la mañana ella ya está sendero a la gruta con ciertos de sus parientes. A esta hora tan temprana hay mucha gente crodeando la gruta, hasta el jefe de Policía está allí. Tan pronto la jóven llega ve a la Señora, y continúa en trance por cerca de una hora mientras la mira. Le pregunta Su nombre a la Señora, repitiendo tres veces la pregunta. ¡ La Señora le sonríe y entonces la joven toma coraje y le pregunta Su nombre por cuarta vez ! En este momento si Bernardette recibe LA RESPUESTA :

«Yo soy la Inmaculada Concepción»

Esta frase confirma la doctrina del Papa Pio IX: Ella es la » Dama vestida de sol «. La totalmente pura. Nuestra Señora anunció su Inmaculada Concepción a la Hermana Catharine Labouré durante las visualizaciones en Rue du Bac en 1830. Ella tambien le enseñó a Catharine Labouré la siguiente plegaria: 

«Oh María, sin pecado concebida, suplica por todos los que hemos recurrido a Ti»

La medalla milagrosa había sido llamada en un comienzo : » la medalla de la Inmaculada Concepción de María «. Bernardette no lo entendía, ni aún tras su visita al párroco. Ella comenzó a comprenderlo después de una charla con el Sr . Estrade, un hombre culto. Entendío que la Señora era la Santísima Virgen, la Madre Celestial.

De nuevo se produjo una pausa entre las visiones.

Décimoseptima aparición – Miercoles 7 de abril de 1858

Bernardette se había confesado hacía pocos días y la gente esperaba que fuera a la gruta. Y ella lo logró, como siempre y en todo momento llevando un cirio encendido en su mano izquierda y protegiendo la llama del viento con la derecha. Durante el extasis siguiente, que dura 15 minutos la llama se dirige a sus dedos. El Dr. Dozous verifica que no hay quemaduras y cree en todo cuanto Bernardette le cuenta.

A este día lo prosigue la mucho más larga pausa entre las apariciones.

Decimo-octava aparición – Viernes 16de julio de 1858

En el día de Nuestra Señora del Monte Carmelo ,Bernardette siente un impulso realmente fuerte de ir a la gruta. Ella va allí a las 8 p.m. Desde la previa aparición las autoridades han cercado la gruta siguiendo un decreto del 10 de junio de 1858, y la han cerrado con llave. Bernardette se arrodilla al otro lado del río Gave junto su tía Lucille. Por un corto transcurso ella cae en un profundo extasis tal como le había sucedido la vez anterior unos pocos meses antes. Cuando se le preguntó que le había dicho la Santísima Virgen ella respondió: » Nada «, pero afirmó que nunca había visto a la Señora tan bella.

Luego de esta aparición Bernardette vuelve a su vida habitual en la fé, lo que quiere decir que ella es absolutamente leal todos los días.

La primera de esas dieciocho visualizaciones de Nuestra Señora de Lourdes había tenido rincón el 11 de febrero de 1858. ¡ Durante y después de exactamente las mismas Bernardette fue objeto de admiración, tenida como una persona esencial y la gente haciendole sitio a su paso ! Para sus progenitores fue muy difícil… ¿ De qué forma podía defenderse esta humilde familia de la presión de la sociedad ? Pero Bernardette todavía es la misma. Una simple, honesta y devota joven. Ella continúa calma y muy abierta, hasta con determinado humor en su expresión divertida en frente de las investigaciones de la Iglesia y de las autoridades mundanas, exponiendo una gran resistencia a la poco delicada persistencia de las mismas y también insistiendo en la veracidad de las visualizaciones. La decisión de transformarse en monja va desarrollandose en Bernardette hasta el momento en que finalmente escoge ingresar al convento de Nevers, dado que su salud no es tan buena para soportar las reglas de las órdenes más estrictas. Ella quiere cuidar de los enfermos y declara que : «Absolutamente nadie me ha forzado a ir alli «

Bernardette en Nevers:

Siete años más tarde, en 1865, Bernardette entra en el convento de las hermanas de Nevers, en Lourdes tiene un noviciado en donde habita con el resto monjas. Antes de dejar su amada Lourdes y su familia, Bernardette va a la Gruta el 14 de julio de 1866. Bernardette vive con las monjas en Nevers bajo su auténtico nombre de bautismo : Soeur Marie-Bernarde. En los comienzos de su noviciado Bernardette contó a toda la congregación la historia completa de las visualizaciones, pero despues por el momento no se le permitió máshacer referencia a ellas. Ciertas de sus Madres Superioras, muy deliberadamente, la pusieron a hacer trabajos humildes y serviles para mantenerla en un espíritu de humildad. Ella por cierto padecía esas vejaciones, pero admitía la situación y se la veía muy alegre. El día que hizo sus votos terminantes el Obispo le mencionó que «su labor era la de rezar «.

Se la puso a trabajar en la parte hospitalaria del convento, en donde se volvió una muy eficiente enfermera. Ella misma padecía de asma, desarrolló una tuberculosis, sus huresos carecían de calcio y se le abrían heridas, y todo lo mencionado le generaba mucho padecimiento el que junto a su sufrimiento mental constituía lo que Nuestra Señora le había pedido en Lourdes: » Haz penitencia y suplica por los pecadores «

«Te prometo que vas a ser feliz , no en este mundo , sino en el otro»

Ella murió el viernes 16 de abril de 1879 a la edad de 35 años. En su lecho de muerte ella relató de nuevo y bajo juramento, a pedido del Papa Pio IX y del Obispo de Lourdes, sus previas declaraciones respecto a los hechos de Massabielle. Despues de un largo desarrollo, como es el que demanda la ley eclesiástica, Bernardette fue canonizada por Pio XI el 8 de diciembre de 1933. Su cuerpo continúa intacto, en un sepulcro de cristal en la capilla del convento de Nevers.

Mis visualizaciones respecto de Lourdes y Bernardette :

Bernardette no sabía lo que la frase » Yo soy la Inmaculada Concepción » quería decir. Ella era una honesta y franca jovencita. Fue algo muy particular el que Nuestra Señora la eligiese. ¡ Las visiones sólo le acarrearon padecimiento ! No obstante el planeta le debe mucho a Lourdes. Más de 5 millones de peregrinos al año no forman una cifra excepcional. En el momento en que el Gobernador tuvo a cargo la gruta y la cerró, se le solicitó al Obispo de Tarbe que la reabriera, pero el primero (who said the next phrase, the Lord major or the Bishop of Tarbe, Grandpa Leo ?) ha dicho : » Sólo el Emperador puede reabrir la gruta. Veamos quien es mucho más fuerte, si el Emperador o Nuestra Señora » Fue luego de un insistente y reiterado pedido de la Emperatriz Eugenie que Napoleón III ordenó reabrir la Gruta.

La vostra intenzione di preghiera lasciata alla Grotta, ai piedi di Nostra Signora

Nuestra Fundación tiene el objetivo de desarrollar, expandir y sustentar el ubicación llamado \’ Marypages \’ ( páginas de María ) y el de fomentar nuestra religión Católica Apostólica y Romana y en especial la devoción a nuestra Madre Celestial, laSantísima Virgen María.
Con vuestro aporte económico vamos a hacer viable todo lo mencionado.

Privacy

Toda donación, por pequeña que sea, es bienvenida.

Mediante una donación de 50 euros o mucho más, le ofreceremos:

– Un hermoso rosario de Lourdes, con una descripción descriptiva «De qué forma rezar el rosario». El rosario contiene una gota de agua bendita del manantial en Lourdes.
– Una Medalla Prodigiosa (con descripción detallada), que fue desarrollada con motivo de las apariciones de la Virgen a Catharina Labouré en 1830 en París.

También puede conceder a nuestra cuenta bancaria en Rabobank:
Número IBAN / SEPA: NL19RABO0136467849 / Número BIC: RABONL2UXXX a Foundation Marypages, 6942 WX Didam, Países Bajos

Su asistencia financiera es esencial para la existencia continua de Marypages. Por favor, ayúdenos con su donación.

Terms and conditions donation

Copyright © Marypages Design. Atención : Este es un diseño único de Marypages. Todos y cada uno de los derechos reservados.

Realiza un comentario