libro oraciones poderosas

Oraciones poderosas 2019-08-10

Hoy os traemos un maravilloso relato de libro oraciones poderosas que espero que os encante.

5 poderosas oraciones que sobrealimentarán su vida de oración

 

5 oraciones poderosas que sobrealimentarán tu vida de oración

Matt Brown

Abril 11, 2016

D.L. Moody dijo una vez: «A Dios no le molesta nuestra constante venida y petición. El camino para molestar a Dios es no venir en absoluto.»

La oración debe ser como respirar para el cristiano. Ningún día puede ser aburrido cuando Dios está en él, y Dios está en todos nuestros aparentemente insignificantes momentos en la vida. (ver Salmo 37:23)

La oración nos permite no sólo ser víctimas de este mundo, sino también vencedores. Podemos mover el cielo y la tierra con nuestras oraciones, porque la oración mueve la mano de Dios en nuestro favor. E.M. Bounds ha dicho…

«El evangelio de Cristo no se mueve por olas populares, no tiene poder de autopropagación. Se mueve como se mueve la gente que lo lleva».

La gente que lleva el evangelio se mueve a través de la oración constante y la dependencia de Dios.

TENGA LA ESPERANZA EN SU RECUADRO

 

libro oraciones poderosas

Aquí están 5 de las lecciones más poderosas que he aprendido sobre la oración. Estas 5 maneras de orar pueden sobrealimentar tu fe y tener un gran impacto en el mundo que te rodea:

1. Oraciones de «Mountain Moving»

Nuestras oraciones no deben limitarse a asuntos minúsculos y sin importancia. Es como se ha dicho: Si Dios contestara todas tus oraciones esta semana, ¿te cambiaría, o cambiaría el mundo a tu alrededor?

Debido a que nuestro Dios es un Dios grande, debemos preocuparnos por el panorama general. Servimos a un Dios que ha dicho: «¡Escucha! El brazo del SEÑOR no es demasiado corto para salvarlo, ni su oído demasiado sordo para oírte llamar». (Isaías 59:1)

Jesús les enseñó diciendo: «De cierto, de cierto os digo, que si tuvieseis fe, aunque fuese tan pequeña como un grano de mostaza, podríais decir a este monte:’Muévete de aquí para allá’, y se movería’. Nada sería imposible.» (Mateo 17:20)

Servimos a una montaña que mueve a Dios! Un Dios que hace cosas imposibles regularmente. ¿Cuándo fue la última vez que rezaste por algo tan imposible como mover una montaña?

libro oraciones poderosas

Debemos orar regularmente oraciones que sean tan audaces que sólo Dios pueda cumplirlas.

¿Qué sucede cuando sólo rezamos pequeñas oraciones? ¿Eso requiere fe? ¿Realmente requiere que Dios intervenga?

Por otro lado, las oraciones audaces nunca podrían ser cumplidas a menos que Dios hiciera algo que sólo Él pudiera hacer. La vida de oración del cristiano debe descansar mucho más en la montaña que se mueve al lado del espectro.

Pero esto es lo que pasa con las oraciones audaces:

Las oraciones audaces rara vez son contestadas instantáneamente – requieren luchar y hacer negocios con Dios durante un largo período de tiempo.
Las oraciones audaces retienen la posibilidad de una mayor decepción si Dios responde de manera diferente a la que usted está pidiendo. Pero honran a Dios de todos modos.

2. Oraciones de «El tiempo que sea necesario»

Mark Batterson escribió en uno de sus libros cómo debemos dejar de rezar las oraciones lo antes posible, y en su lugar empezar a rezar las oraciones ALAIT (el tiempo que sea necesario). Esto es bíblico.

No hay nada malo en pedirle a Dios que se mueva rápidamente (David oraba esto todo el tiempo en los Salmos), hay un claro precedente de las Escrituras de que Dios no sólo trabaja a través de nuestras oraciones, sino que también trabaja en nosotros mientras oramos – y esto a menudo significa que toma tiempo, paciencia y persistencia para ver la respuesta.

El libro de Daniel contiene una poderosa ilustración de Daniel orando y ayunando por 3 semanas, hasta que una respuesta sea dada. El ángel del Señor le dice que tan pronto como Daniel comenzó a orar, la respuesta había sido dada desde el cielo, pero que había una guerra en los lugares celestiales que hizo que tardara más en llegar. A menudo no tenemos ni idea de cuánto está trabajando Dios a través de nuestras oraciones!

Jesús realmente nos enseñó a orar así. En Lucas 18, Jesús cuenta a sus discípulos una historia: «Para mostrarles que siempre deben orar y no rendirse». Él continúa explicando el poder de la oración persistente. Dios quiere que oremos siempre, y que no nos rindamos! ¿Hay alguna oración que hayas estado rezando, en la que hayas perdido la esperanza recientemente? Sigan orando! Jesús quiere que lo hagas. No nos habría contado esta historia si no lo hubiera hecho.

A menudo queremos resultados instantáneos de Dios, pero Dios quiere paciencia y resistencia de nosotros. Es difícil sobreestimar la importancia bíblica de la paciencia y la resistencia en la maduración de nuestra fe. La Biblia tiene mucho que decir al respecto. (ver 2 Pedro 1:4-8; Romanos 5:3-5; Santiago 1:2-4)

 

3. Oraciones de «Mi Dios puede, pero aunque no lo haga»

Una de las historias poderosas de la Biblia es Sadrac, Mesac y Abendego en el horno de fuego por no inclinarse ante el ídolo del rey Nabucodonosor. Sobrevivieron milagrosamente, pero casi tan sorprendente es lo que estos hombres de fe nos enseñaron antes de ser arrojados: «Rey Nabucodonosor, no necesitamos defendernos ante ti en este asunto. Si somos arrojados al horno ardiente, el Dios al que servimos puede librarnos de él, y él nos librará de la mano de Su Majestad. Pero aunque no lo haga, queremos que sepa, Su Majestad, que no serviremos a sus dioses ni adoraremos la imagen de oro que ha creado». (Daniel 3:16-18)

libro oraciones poderosas

Esto puede sobrealimentar su vida de oración! Sé que mi Dios es capaz de hacer lo imposible, pero aunque no lo haga, le serviré y sólo le seguiré a Él! Este tipo de oración ofrece sumisión suprema y fe en Dios, y es muy honrado por este tipo de oración.

Una manera similar de orar es como mi hermano mayor Jon oró mientras trataba con una enfermedad grave a los veinte años – «De cualquier manera yo gano». Estaba orando para que Dios lo sanara, pero sabía que eventualmente sería completamente restaurado y se le daría un cuerpo glorificado en el cielo algún día, así que verdaderamente todos los que confiamos en Cristo podemos decir al orar, «de cualquier manera yo gano».

4. Oraciones de «Bendición, no maldición»

El apóstol Pablo fue muy perseguido a lo largo de su ministerio evangélico. Tenía gente que lo seguía para tratar de despertar la disensión, hacerle daño, y tratar de impedir que predicara acerca de Jesús.

Por eso te sorprendería que fuera Pablo quien nos dijera: «Bendice a los que te persiguen, bendice y no maldigas». (Romanos 12:14)

libro oraciones poderosas

Esto puede sobrealimentar tu vida de oración: perdona a los que han pecado contra ti, y reza las bendiciones y misericordia de Dios sobre los que te han perseguido. No sólo la presencia de Dios te cubrirá mientras haces esto, sino que este tipo de oraciones honran a Dios grandemente.

Incluso tu mayor enemigo, o alguien que te ha herido profundamente – perdona tantas veces como sea necesario, y reza la bendición y misericordia de Dios. Estoy seguro de que Pablo no trató de pasar tiempo con aquellos que querían hacerle daño, pero aún así, con la fuerza de Dios, perdonó y oró bendiciones sobre ellos. Haz esto, y Dios se moverá en tu nombre. (Lea más sobre esto en Romanos 12:17-21)

Nuestra capacidad de dejar ir las cosas y bendecir a los demás evitará que la falta de perdón obstaculice nuestra vida de oración. Incluso la manera en que tratamos a nuestro cónyuge y a nuestra familia afecta nuestras oraciones. (ver 1 Pedro 3:7)

5. Oraciones «De acuerdo a la Voluntad de Dios»

«Esta es la confianza que tenemos en acercarnos a Dios: que si pedimos algo según su voluntad, él nos escucha. Y si sabemos que nos oye, lo que sea que le pidamos, sabemos que tenemos lo que le pedimos». (1 Juan 5:14-15)

Podemos orar de acuerdo a la voluntad de Dios, orando la Palabra de Dios. Si queremos que nuestras oraciones sean poderosas, necesitamos aprender a orar las promesas de la palabra de Dios. Hay más de 3,000 promesas de Dios en la Biblia. ¿A cuántos conoces?

DL Moody dijo: «Cuando oro, hablo con Dios, pero cuando leo la Biblia, Dios me habla a mí; y es realmente más importante que Dios me hable a mí que que yo le hable a Él; creo que deberíamos saber mejor cómo orar si conociéramos mejor nuestras Biblias».

Interesantemente, cuando lees las oraciones bíblicas que los primeros seguidores de Jesús escribieron en las Escrituras, son muy diferentes de lo que muchos creyentes oran hoy en día. Son desde una perspectiva tan diferente, se preocupan por cosas muy diferentes de las que nosotros nos preocupamos tan a menudo.

libro oraciones poderosas

Escuchen una de las oraciones de Pablo por la Iglesia de Colossea: «Por eso, desde el día en que nos enteramos de su existencia, no hemos dejado de orar por ustedes. Pedimos continuamente a Dios que os llene con el conocimiento de su voluntad a través de toda la sabiduría y la comprensión que el Espíritu os da, para que podáis vivir una vida digna del Señor y agradarle en todo sentido: dando fruto en toda buena obra, creciendo en el conocimiento de Dios, fortaleciéndoos con todo poder según su poder glorioso, para que tengáis gran resistencia y paciencia, y dando gracias gozosas al Padre, que os ha capacitado para participar en la herencia de su pueblo santo en el reino de la luz». (Colosenses 1:9-12)

¿No parece esto diferente al tipo de oraciones que rezas? Me pregunto si deberíamos empezar a orar más de la Escritura, y al hacerlo, nuestras oraciones serían mucho más poderosas.

¿Por qué Dios permite el sufrimiento?

Older PostDon’t Follow Your Heart | Jon Bloom

 

Si quieres más info sobre el website de oraciones poderosas , te recomiendo visitar el enlace
Oración a Jesús Misericordioso

¿Cómo orar a Dios?

Oración diaria

Oraciones católicas cortas

Oraciones catolicas

Oración a Dios

¿Cómo orar a Dios?

Oración a Jesús

Oraciones católicas básicas

Oraciones poderosas

Realiza un comentario