la oraciones catolicas

Oraciones poderosas 2019-08-10

la oraciones catolicas

Hoy os traemos un maravilloso contenido de la oraciones catolicas que espero que os entusiasme.

1

 

La oración más poderosa que he rezado

 

No todas las oraciones son iguales. Intelectualmente sabemos que Dios escucha cada oración, pero parece seguro que algunas oraciones sólo «funcionan» mejor que otras. Aprendí a través de una dura experiencia lo que la oración más poderosa puede hacer, y eso lo cambió todo.

La Biblia nos asegura que Dios nos escucha si pedimos de acuerdo a su voluntad (1 Juan 5:14). Y sabemos que Él desea nuestro bien. También es posible pedir «con motivos equivocados» (Santiago 4:3), o que nuestras oraciones sean obstaculizadas (1 Pedro 3:7). Los discípulos pudieron ver cuán vital era la oración para Jesús, y le pidieron que les enseñara a orar lo mismo (Lucas 11:1). Algunas oraciones son verdaderamente efectivas y logran mucho (Santiago 5:16).

Así que si todas las oraciones no son iguales, ¿qué hace que una oración sea efectiva?

la oraciones catolicas

Como joven profesional pasé por un período de grave angustia que me hizo casi incapaz de funcionar. Mis síntomas físicos y psicológicos continuaron durante algunos años a pesar de la ayuda profesional. Me veía bien por fuera, pero por dentro era un desastre. Pasé largas horas llorando, o a veces literalmente acurrucado en el suelo.

Sabía que Dios tenía la respuesta, pero no la encontraba. Seguí probando esto y aquello, buscando y rezando por alivio. Me preguntaba si yo era alguien destinado a vivir destrozado. Aunque siempre había ido a la iglesia, el conocer a Jesús personalmente durante ese tiempo comenzó a hacer una diferencia, pero mi progreso todavía era minúsculo.

Aprendiendo la Oración Más Poderosa

Durante algunos de mis días más oscuros un amigo cristiano me ayudó a entender lo que significaba pedir la sangre de Jesús. Al principio luché para decir las palabras «Pido la sangre de Jesús». Hacerlo me pareció extraño, raro. Pero estaba desesperado.

Cuando empecé a suplicar la sangre de Jesús sobre mi propia vida diariamente, las cosas cambiaron rápidamente.

Mis síntomas tanto físicos como emocionales mejoraron dramáticamente. Apenas podía creer la increíble libertad que estaba experimentando. Gracias, Señor! Me sentí como el cojo Pedro y Juan curado en la puerta del templo, caminando y saltando y alabando a Dios.

Pero eso es sólo el capítulo uno de la historia. Dios tenía mucho que hacer al crecer, y yo estaba apreciando el proceso. Después de varios meses de verdadera alegría y crecimiento pensé: «Estoy increíblemente agradecida por la libertad que Dios me ha traído. Eso es lo que la súplica de la sangre de Jesús ha hecho disponible! Pero ahora estoy mejor, y ya no tengo que hacer eso».

 

 

Qué equivocado estaba!

En cuestión de semanas, mis síntomas comenzaron a reaparecer. La angustia psicológica y la disfunción comenzaron a apoderarse de mi vida de nuevo. Me aterroricé de que terminaría en el mismo lío en el que acababa de escapar no hace mucho tiempo.

Nunca olvidaré la mañana en la ducha cuando el Espíritu Santo habló a mi corazón. No era una voz audible, pero era tan clara como si lo hubiera sido. Sus palabras fueron un cuchillo y una bombilla para mi corazón al mismo tiempo: «No estás protegido. Dejaste de suplicar la sangre de Jesús».

Y veinte años más tarde sigo invocando la sangre de Jesús.

En voz alta. Todos los días. No importa lo que pase. Es parte de mi vida con Dios todos los días. Y mis síntomas nunca han regresado. Incluso con las dolorosas circunstancias que rodearon la muerte de mi esposo el año pasado, no volví a caer en ese pozo.

Y sé que tú también puedes experimentar ese tipo de libertad y poder.

Por qué alegar la Sangre de Jesús

Cuando Moisés estaba a punto de sacar a los hijos de Israel de Egipto, Dios les ordenó que tomaran la sangre de un cordero y la aplicaran físicamente a la puerta de sus casas. Esa sangre significaba su pertenencia a la compañía de Dios y los protegía del ángel destructor que venía a matar a cada primogénito (Éxodo 12:3-13).

Debían recordar ese día para siempre en la celebración de la Pascua.

También prefiguraba el sufrimiento y la muerte de Jesús a través de los cuales seríamos liberados.

La Revelación lo aclara: «Lo vencieron por la sangre del Cordero y por la palabra de su testimonio, y no amaron su vida hasta la muerte». (Apocalipsis 12:11). No hay otra manera de vencer a Satanás y su reino!

Los israelitas no estarían protegidos a menos que aplicaran la sangre del cordero a la puerta de sus casas.

Y tú y yo no podemos ser protegidos a menos que apliquemos la sangre de Jesús, el verdadero Cordero pascual, a nuestras vidas. El suplicar la sangre de Jesús previene al enemigo del acceso a tu vida que de otra manera tendría. Satanás y su reino no pueden permanecer cuando la sangre de Jesús es aplicada.

La guerra espiritual es sangrienta, y es hora de quitarse los guantes.

Sin Jesús derramando Su sangre no habría victoria. Y no podemos experimentar la victoria en nuestras vidas ahora sin Su sangre.

Esto no es sólo una cosa de una sola vez hace dos mil años, o un momento en el que se llega a conocer a Jesús por primera vez. Es una cosa de cada día, de cada momento. El enemigo no ha depuesto sus armas, y hasta que sea destruido al final, tú y yo debemos permanecer cubiertos con la sangre de Jesús. Nunca podremos reclamar la victoria aparte de vivir en la victoria que Él logró -a través de Su sangre.

Cómo Plegar la Sangre de Jesús

¿Cómo se aplica la sangre de Jesús? Con tus palabras.

Les animo a que lo hagan a diario. ¡Yo sí! Específicamente, en voz alta, ponga todo en su vida bajo Su sangre. Suplica a Su sangre por cualquier problema que tengas. También pueden, como a veces lo hago yo, tomar en oración su propia comunión privada al mismo tiempo, tomando físicamente en sí mismos los símbolos del cuerpo quebrantado de Jesús y de la sangre derramada al aceptar Su sacrificio y victoria por ustedes mismos.

No hay magia en palabras específicas.

No cometas el error de pensar en esto como un ritual con poder sobrenatural en sí mismo. Pero hay poder en la sangre de Jesús! Y ese poder está disponible para ti hoy.

Pido la sangre de Jesús sobre mi vida hoy: mi espíritu, mi alma, mi cuerpo.

Pido la sangre de Jesús sobre mi esposa: espíritu, alma y cuerpo.

Y pido la sangre de Jesús sobre mis hijos: (Nómbrelos individualmente).

Pido la sangre de Jesús sobre todo en mi vida que pueda estar perturbado; mis miedos, mi ansiedad, mi enfermedad, mi confusión, mi quebrantamiento, mi pecado, mi enojo, mi preocupación por otras personas, mi futuro, mi trabajo, mi matrimonio, mi dinero, mi vida sexual, mi alimentación, mi tiempo, mi entretenimiento, mi afiliación a la iglesia, mi pensamiento, mi sueño.

Lo pongo todo bajo la sangre de Jesús y lo dejo allí.

la oraciones catolicas

Hoy me rodean a mí y a mi familia con la sangre de Jesús.

Que nada me afecte a mí o a mi familia que no venga primero a través de la sangre de Jesús, nada del enemigo, de otras personas o del mundo natural. Yo dejo todo lo que no puede permanecer bajo la sangre de Jesús: cualquier hábito, cualquier cosa material, cualquier pensamiento, cualquier persona.

la oraciones catolicas

Elijo permanecer bajo la sangre de Jesús, y reclamar Su protección, provisión y dirección hoy. Amén.
Que conozcan la libertad, la victoria y el poder que viene en la oración más poderosa de todas.

Tu Turno: ¿Has experimentado el poder de suplicar la sangre de Jesús sobre tu vida? Si no, ¿lo hará ahora? Deje un comentario abajo.

 ¿por qué no compartir este post?

Algunas oraciones sólo «funcionan» mejor. Así es como aprendí sobre la oración más poderosa de todas. Tuitea eso.

¡Puedes vencer el miedo y la ansiedad!

Hay mucho más sobre esto en mi libro Superando el Miedo y la Ansiedad a través de la Guerra Espiritual. Ahora mismo Amazon tiene el libro disponible con un descuento significativo. (¡Y a quién no le gusta el descuento!) No tenemos forma de saber cuánto tiempo estará disponible este precio especial.

 

Si quieres más info sobre el website de oraciones poderosas , te recomiendo visitar el enlace
Oración a Jesús Misericordioso

¿Cómo orar a Dios?

Oración diaria

Oraciones católicas cortas

Oraciones catolicas

Oración a Dios

¿Cómo orar a Dios?

Oración a Jesús

Oraciones católicas básicas

Oraciones poderosas

Realiza un comentario