La clave de San Luis Beltran Oracion del Que Nadie está Hablando sobre


san luis beltran oracion

En 1562 llegaron de América al convento 2 progenitores que buscaban refuerzos para la gran obra misionera que allí se estaba construyendo. Charlaron de aquel inmenso Mundo Nuevo, de la necesidad urgente de esos pueblos, de las respuestas florecientes que allí estaba encontrando el Señor.

«Salía de la oración hecho un fuego, y el resplandor es una de las características del fuego». Ese extraño fulgor de su rostro, del que charlan los presentes, se hacía en ocasiones claridad pasmante al festejar la eucaristía, o en el momento en que venía de rezar en el coro, o asimismo al regresar de sus fugas contemplativas entre los árboles de un monte próximo.

La Oracion De San Francisco De Paz

Lea mas sobre compra venta automoviles aqui.

te juro y ensalmo y Jesucristo Nuestro Señor Redentor; te sane, bendiga y lleve a cabo en su divina intención… Amén Jesús. Puedes copiar las oraciones para tu uso personal, pero no para publicarlas en otros blogs, webs o usarlas con fines comerciales.Si lo haces, lo denunciaremos y se emprenderán acciones legales judiciales. a personas y niños que se crea tienen mal de ojo.

Aprende Capaces Frases Prodigiosas San Luis Beltrán De Protección

san luis beltran oracion

Lea mas sobre salmosdeamor.com aqui.

  • Nació en el año 1526 en Valencia, España, desde niño mostraba un carácter noble, humilde y obediente, cuando cumplió 16 años, procuró una primera oportunidad ingresar al noviciado de Beato Domingo.
  • Mucho debió angustiarle a fray Luis esta carta, que agudizaba sus propias preocupaciones morales.
  • Pero sus más peligrosos contrincantes eran ciertos colonizadores españoles que cometían todo tipo de injusticias contra los indígenas, y que al ser reprendidos por el beato misionero, le desearon matar.

En las peores adversidades, el procedimiento misionero de San Luis se hacía muy sencilla. En el momento en que todo se ponía en contra, cuando fallaba su salud, en el momento en que ya no podía más, en el momento en que los indios no se transformaban, unas cuantas horas o días de oración y de disciplinas introducían en su miserable acción la acción de Cristo, y todo iba adelante con frutos increíbles. Jamás le falló esta fórmula, que no es, de hecho, una receta mágica, sino una fórmula evangélica, de forma directa enseñada por el ejemplo y la enseñanza del Señor.

Y en esto fray Luis, como en todo, daba ejemplo vivo de lo que predicaba a los otros. Una vez comprobadas las desconcertantes posibilidades misioneras de este santurrón fraile, le confían sus superiores un pueblecito situado en las estribaciones de los Andes, llamado Tubara. En aquella doctrina hay escuela e iglesia, y viven unos pocos españoles, en tanto que el núcleo principal de los indios, miedosos, no vive en el pueblo, sino en la selva, en el monte, donde en seguida va fray Luis a buscarlos. Siempre a su estilo, llega el santo fraile misionero hasta las chozas más ocultas, y no hay sendero, por escarpado o arriesgado que sea, que le arredre. A todas partes hace que llegue la verdad y el amor de Cristo. En sus primeros tiempos de religioso, no acertó fray Luis a dar a su historia una manera de forma plena dominicana.

san luis beltran oracion

A los siete años de edad pasaba largas horas en oración a lo largo de la noche y después se acostaba en el suelo; y para no ser descubierto, desarreglaba la cama. Compatricio mío y viviendo muchos años frente a su casa natal de Valencia, España, me siento a escribir con gusto y devoción la biografía de San Luís Beltrán que nació en 1526 en Valencia (España) el l de enero de 1526, de familia rica y muy virtuosa.

Lea mas sobre software-transporte aqui.

Por él entendemos que frecuentemente, especialmente los viernes, San Luis Bertrán se alejaba de él, y en un lugar apartado se disciplinaba muy fuertemente, orando sin cesar frente a un crucifijo. Por él también conocemos que, de sendero por aquellas soledades, yermas o selváticas, no era raro que se acercaran amenazantes bestias fieros. Entonces, mientras Jerónimo quedaba paralizado de espanto, fray Luis proseguía impertérrito, y bendiciendo aquellas fieras con la señal de la cruz, las dejaba mansas y sin fiereza alguna, de modo que podían proseguir adelante sin riesgo.

san luis beltran oracion


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.