8 claves para una vida de oración más poderosa en 2020


Pdfs Gratis: Ave María, Padre Nuestro, Cómo Rezar El Rosario

prayer to the holy spirit

Si bien prácticamente todas las denominaciones pentecostales tienen sus orígenes en la calle Azusa, el movimiento ha experimentado una variedad de divisiones y controversias. Una disputa temprana se centró en los desafíos a la doctrina de la Trinidad. Como resultado, el movimiento pentecostal se divide entre ramas trinitarias y no trinitarias, lo que resulta en el surgimiento de los pentecostales unicitarios.

Como otras formas de protestantismo evangélico, el pentecostalismo se adhiere a la infalibilidad de la Biblia y a la necesidad de ‘aceptar a Jesucristo como Señor y Salvador personal’. Se distingue por la creencia en el «bautismo en el Espíritu Santo» que permite al cristiano «vivir una vida llena del Espíritu y con poder». Este empoderamiento incluye el uso de dones espirituales como hablar en lenguas y sanidad divina, otras dos características definitorias del pentecostalismo. Debido a su compromiso con la autoridad bíblica, los dones espirituales y lo milagroso, los pentecostales tienden a ver su movimiento como un reflejo del mismo tipo de poder espiritual y enseñanzas que se encontraron en la Era Apostólica de la iglesia primitiva. Por esta razón, algunos pentecostales también usan el término Apostólico o Evangelio Completo para describir su movimiento.

El pentecostalismo surgió a principios del siglo XX entre los partidarios radicales del movimiento de santidad que estaban animados por el avivamiento y la expectativa de la inminente Segunda Venida de Cristo. Creyendo que estaban viviendo en los últimos tiempos, esperaban que Dios renovara espiritualmente la Iglesia cristiana, llevando así a cabo la restauración de los dones espirituales y la evangelización del mundo. En 1900, Charles Parham, un evangelista estadounidense y sanador por fe, comenzó a enseñar que hablar en lenguas era la evidencia bíblica del bautismo del Espíritu y, junto con William J. Seymour, un predicador wesleyano de la santidad, enseñó que esta era la tercera obra de gracia.

  • Excepto por la referencia de Ireneo en el siglo II a que muchos en la iglesia hablaban todo tipo de idiomas «a través del Espíritu», y la referencia de Tertuliano en 207 d.C.
  • En el pentecostalismo, las derivaciones acompañaron la enseñanza de la curación por fe.
  • al don espiritual de interpretación de lenguas que se encontraba en su día, no hay otros conocidos primero.
  • – relatos de la glosolalia a mano, y muy pocos relatos de segunda mano entre sus escritos.
  • En algunas iglesias, se ha observado el precio de la oración en contra de las promesas de curación.

Los pentecostales creen que el bautismo en el Espíritu estará acompañado por la evidencia física del hablar en lenguas. Con frecuencia se asocia con la incorporación a la Iglesia cristiana, el otorgamiento de dones espirituales y el empoderamiento para el ministerio cristiano.

prayer to the holy spirit

Siglo XIX: La historia de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días contiene amplias referencias a la práctica de hablar en lenguas por Brigham Young, José Smith y muchos otros. Sidney Rigdon tuvo desacuerdos con Alexander Campbell con respecto al hablar en lenguas y luego se unió a la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. El hablar gloria rezo en lenguas se registró en fuentes contemporáneas, tanto hostiles como simpatizantes del mormonismo, al menos en 1830. En la dedicación del Templo de Kirtland en 1836, la oración dedicatoria pidió que Dios les concediera el don de lenguas y, al final del servicio, Brigham Young habló en lenguas, otro anciano lo interpretó y luego dio su propia exhortación en lenguas.

La práctica de la glosolalia por parte de los Santos de los Últimos Días estaba muy extendida, pero después de un estallido inicial de crecimiento entusiasta alrededor de 1830-1834, parece haber sido algo más restringida que en muchos otros movimientos religiosos contemporáneos. En el pentecostalismo clásico, se entiende que el bautismo con el Espíritu Santo es una experiencia separada y distinta que ocurre en algún momento después de la regeneración.

Creyendo que la segunda venida de Cristo era inminente, estos cristianos esperaban un avivamiento de poder apostólico, dones espirituales y milagros en el tiempo del fin. A. Torrey comenzaron a hablar de una experiencia disponible para todos los cristianos que capacitaría a los creyentes para evangelizar el mundo, a menudo denominada bautismo con el Espíritu Santo. Así como el fruto debería ser evidente en la vida de cada cristiano, los pentecostales creen que a cada creyente lleno del Espíritu se le da alguna capacidad para la manifestación del Espíritu.

Memoria del Espíritu Santo

prayer to the holy spirit

Influenciado por el movimiento de santidad, el bautismo con el Espíritu Santo fue considerado por los primeros pentecostales como la tercera obra de gracia, después del nuevo nacimiento y la entera santificación. El bautismo con el Espíritu Santo es una experiencia de empoderamiento que equipa a los creyentes llenos del Espíritu para el testimonio y el ministerio. De esto se extiende la creencia de que todos los dones espirituales mencionados en el Nuevo Testamento deben buscarse y ejercerse para edificar la iglesia.

Es importante notar que el ejercicio de un don es una manifestación del Espíritu, no de la persona dotada, y aunque los dones operan a través de las personas, son principalmente dones dados a la Iglesia. Son valiosos solo cuando ministran provecho espiritual y edificación al cuerpo de Cristo. Los escritores pentecostales señalan que las listas de dones espirituales en el Nuevo Testamento no parecen ser exhaustivas.

El bautismo del Espíritu ha sido definido de diversas formas como parte de los sacramentos de iniciación en la iglesia, como sinónimo de regeneración, como sinónimo de perfección cristiana que capacita a una persona para la vida y el servicio cristianos. El término bautismo con el Espíritu Santo se origina en el Nuevo Testamento y todas las tradiciones cristianas lo aceptan como un concepto teológico.

Algunos de estos son inmediatos, mientras que otros son duraderos o permanentes. La mayoría de las denominaciones pentecostales enseñan que hablar en lenguas es una evidencia física inicial o inmediata de que uno ha recibido la experiencia. Algunos enseñan que cualquiera de los dones del Espíritu puede ser evidencia de haber recibido el bautismo del Espíritu.

Generalmente se cree que hay tantos dones como ministerios y funciones útiles en la Iglesia. Por ejemplo, en un servicio de la iglesia pentecostal, el don de lenguas podría ejercerse seguido de la operación del don de interpretación. Los pentecostales esperan ciertos resultados después del bautismo con el Espíritu Santo.

Muchas otras experiencias de adoración en el Templo de Kirtland antes y después de la dedicación incluyeron referencias a personas que hablaban e interpretaban lenguas. Al describir las creencias de la iglesia en la carta de Wentworth, José Smith identificó la creencia del «don de lenguas» y la «interpretación de lenguas».


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.