7 formas de invitar al espíritu a tu hogar


Pdfs Gratis: Ave María, Padre Nuestro, Cómo Rezar El Rosario

prayer to the holy spirit

El término pentecostal se deriva de Pentecostés, un evento que conmemora el descenso del Espíritu Santo sobre los seguidores de Jesucristo y el hablar en lenguas «extranjeras» como se describe en el segundo capítulo de los Hechos de los Apóstoles. Las órdenes religiosas utilizan la palabra «carisma» para describir su orientación espiritual y cualquier característica especial de su misión o valores que puedan exhibirse como resultado de los votos que han hecho y la orientación de la orden a la que pertenecen.

prayer to the holy spirit

Memoria del Espíritu Santo

La discusión sobre las lenguas ha permeado muchas ramas del protestantismo, particularmente desde el movimiento carismático generalizado en la década de 1960. Parham y sus primeros seguidores creían que hablar en lenguas era xenoglosia, y algunos seguidores viajaron a países extranjeros y trataron de usar el don para compartir el Evangelio con personas que no hablaban inglés. Desde la época del avivamiento de la calle Azusa y entre los primeros participantes del movimiento pentecostal, hubo muchos relatos de personas que escuchaban hablar sus propios idiomas «en lenguas». Es probable que la mayoría de los pentecostales y carismáticos todavía consideren que hablar en lenguas son principalmente idiomas humanos. En los años que siguieron al avivamiento de la calle Azusa, los pentecostales que fueron al campo misional descubrieron que no podían hablar en el idioma de los habitantes locales a voluntad cuando hablaban en lenguas en tierras extrañas.

  • Las mujeres escribieron canciones religiosas, editaron periódicos pentecostales y enseñaron y dirigieron escuelas bíblicas.
  • Una razón del conflicto con las denominaciones fue el sectarismo de los seguidores de Latter Rain.
  • Sin embargo, las denominaciones pentecostales criticaron el movimiento y condenaron muchas de sus prácticas como no bíblicas.
  • La primera persona en el colegio bíblico de Parham en recibir el bautismo del Espíritu con la evidencia de hablar en lenguas fue una mujer, Agnes Ozman.

Continúa diciendo en los versículos 5-11 que cuando los Apóstoles hablaron, cada persona que asistió «escuchó hablar su propio idioma». Por lo tanto, el don de hablar en lenguas se refiere a los idiomas que hablaban los apóstoles que las personas que escuchaban escuchaban como «ellos contando en nuestras propias lenguas las maravillas de Dios». Tanto los glossolalistas como los cesacionistas reconocen esto como xenoglosia, una habilidad milagrosa que marcó su bautismo en el Espíritu Santo. Algo similar sucedió al menos en dos ocasiones posteriores, en Cesarea y Éfeso.

El relato bíblico de Pentecostés en el segundo capítulo del libro de los Hechos describe el sonido de un viento recio que soplaba y «lenguas divididas como fuego» que se posaron sobre los apóstoles. El texto describe además que «todos fueron llenos del Espíritu Santo y comenzaron a hablar en otros idiomas».

prayer to the holy spirit

Es posible que exista una tercera posición, que cree que la práctica de la «glosolalia» es una práctica popular y diferente del don espiritual legítimo del Nuevo Testamento de hablar / interpretar idiomas reales. y atribuyó erróneamente algo que parece explicarse de manera naturalista al Espíritu Santo. De allí surgieron muchas nuevas iglesias pentecostales a medida que la gente visitaba los servicios en Los Ángeles y llevaban sus nuevas creencias a las comunidades de los Estados Unidos y el extranjero. Durante el siglo XX, la glosolalia se convirtió en una parte importante de la identidad de estos grupos religiosos. Durante la década de 1960, el movimiento carismático dentro de las principales iglesias protestantes y entre los carismáticos católicos romanos adoptó algunas creencias pentecostales, y la práctica de la glosolalia se extendió a otras denominaciones cristianas.

Un ejemplo podrían ser las obras de una orden de enseñanza en comparación con las de una orden misionera o una dedicada al cuidado de los pobres o los enfermos y los necesitados de ayuda. Diferentes aspectos del hablar en lenguas aparecen en Hechos y 1 Corintios, de modo que horarios de misas en usa las Asambleas de Dios declaran que el don en Hechos «es en esencia el mismo que el don de lenguas» en 1 Corintios «pero diferente en propósito y uso». Distinguen entre hablar en lenguas cuando reciben el don del Espíritu y hablar en lenguas para beneficio de la iglesia.

Acerca de la oración al Espíritu Santo

Pero los pentecostales y carismáticos han informado de muchos casos de ‘hablar en lenguas’ que fueron identificados como idiomas humanos desde entonces. Durante el siglo XX, la glosolalia se asoció principalmente con el pentecostalismo y el movimiento carismático posterior. Los predicadores de la santidad Charles Parham y William Seymour son los cofundadores del movimiento. Parham y Seymour enseñaron que «el bautismo del Espíritu Santo no era la bendición de la santificación, sino más bien una tercera obra de gracia que iba acompañada de la experiencia de las lenguas».

La Iglesia Católica enseña que el bautismo, la confirmación y la Eucaristía, los sacramentos de la iniciación cristiana, sientan las bases de la vida cristiana. Es «la puerta de entrada a la vida en el Espíritu» y «significa y de hecho produce el nacimiento del agua y el Espíritu». La unción post-bautismal significa el don del Espíritu Santo y anuncia una segunda unción que se conferirá más tarde en la confirmación que completa la unción bautismal. Después de su conversión en 1821, el ministro presbiteriano y avivador Charles Grandison Finney experimentó lo que llamó «bautismo en el Espíritu Santo» acompañado de «efusiones indecibles» de alabanza.

Otros afirman que el don de Hechos «no fue un fenómeno diferente», sino el mismo don que se muestra en diversas circunstancias. La misma descripción – «hablar en lenguas» – se usa tanto en Hechos como en 1 Corintios, y en ambos casos el habla está en un idioma no aprendido.

Después de estudiar la Biblia, Parham llegó a la conclusión de que hablar en lenguas era la evidencia bíblica de que uno había recibido el bautismo con el Espíritu Santo. 1265 – Tomás de Aquino escribió sobre el don de lenguas en el Nuevo Testamento, que entendió como la capacidad de hablar todos los idiomas, dada con el propósito de la obra misional. Explicó que Cristo no tenía este don porque su misión era para los judíos, «ni cada uno de los fieles ahora habla sino en una sola lengua»; porque «nadie habla en las lenguas de todas las naciones, porque la Iglesia misma ya habla las lenguas de todas las naciones». Los carismáticos remontan sus orígenes históricos al movimiento carismático de las décadas de 1960 y 1970. Se distinguen de los pentecostales porque tienden a permitir diferentes puntos de vista sobre si el bautismo en el Espíritu es posterior a la conversión y si el hablar en lenguas es siempre una señal de recibir el bautismo.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.