Oraciones católicas

Orar es la forma directa que tenemos para comunicarnos con Dios, y como es del conocimiento general existen una gran diversidad de oraciones, las cuales nos ayudan a encontrar el mejor medio para expresar todo lo que sentimos, deseamos y necesitamos, para que Dios en su absoluta pureza y misericordia atienda a nuestro llamado.

Al estar en constante oración, nos permite estar en gracia con Dios nuestro señor, su hijo, santos y vírgenes, pudiendo percibir la magnificencia de su creación y que al hacernos partícipes de ella, nos muestra como resultado el amor inmutable de ellos hacia nosotros, donde orarle es una pequeña muestra de agradecimiento, redención y suplica que debemos efectuar a diario.

Oraciones católicas disponibles

¡Felicitaciones! Llegaste a la parte de este medio digital, en donde puedes ver la lista de oraciones católicas disponibles. Enseguida encuentras un menú que contiene todas las plegarias e información útil que hasta la fecha hemos compartido a nuestros queridos usuarios.

El proceso para navegar/ingresar a cada oración es muy simple y es siempre el mismo: haz clic o toca la imagen de la plegaria que te interese ver.

Lista de reproducción en YouTube

No todos somos amantes de la lectura, es por ello que te traemos alguna plegarias en vídeo, para que tu comunicación con Dios no se pierda.

Orígenes de las oraciones católicas

Este se remonta a principios de los siglos, cuando los primeros profetas ensalzaban palabras al cielo para hablar o esperar una respuesta del Todopoderoso, yéndose a lugares tranquilos a la cima de montes o espacios donde pudieran estar en paz consigo mismos y entrar en comunión con dios para que este pueda escuchar sus peticiones, dar su bendición o aceptar los agradecimientos de estos.

En algunas ocasiones, para que el Señor Dios escuchara de una mejor manera tu oración, se le hacían algún tipo de ofrenda como crear incienso con la lana de las ovejas y frutos fresco para que ese humo agradara al Señor y este en respuesta a tu ofrecimiento atendiera a tus suplicas.

Así nace lo que nosotros en la actualidad conocemos como la oración, donde al igual que los profetas la usamos para comunicarnos o hablar con dios, dejando toda nuestra carga espiritual y pesares sobre él, sintiendo alivio al orar ya que es como si contaras tus problemas a tu mejor amigo.

La importancia de las oraciones católicas

Desde el nacimiento del hombre, este es invitado a hablar con dios, palabras sabias del Concilio del Vaticano, el cual da suma importancia al uso de la oración, por parte de todas las personas que usan esta para estar en unión con Dios y todo lo que él representa, ya que es el dialogo directo que tienen estos con El Señor.

Es natural que en la mayoría de las familias desde temprana edad, asuman la postura de enseñar a los miembros jóvenes de ella, indicándoles la importancia de orar, del dar gracias a diario por todo lo recibido, si tienes problemas contárselos a Dios para sentir alivio o solicitar su bendición o ayuda en algún momento determinado.

Tipos de oraciones católicas

Existen múltiples oraciones, algunas ya estipuladas por la iglesia las cuales son de uso tradicional o las improvisadas por el orante, donde este solo entabla una conversación con dios, entre el tipo de oraciones más usadas tenemos las siguientes:

  • Oraciones verbales: son las tradicionales, las que se usan frecuentemente en Eucaristías o celebraciones católicas.
  • Oraciones mentales: esas donde el orante entona una oración o frase de forma mental, ya sea porque no quiere que esta sea escuchada públicamente.
  • Oraciones de meditación: se extraen pequeños versículos de la biblia al azar, y se analizan y aplican a la situación que le esté ocurriendo al orante, como si dios le estuviera dando una respuesta mediante las escrituras bíblicas.
  • Oraciones de contemplación: estas se realizan en frente de una figura representativa de la iglesia católica, como algún santo, virgen o la cruz.
  • Oraciones de petición: como ya lo indica para solicitar la ayuda de dios o de cualquier otra figura (Jesucristo, santos, vírgenes y arcángeles) que representen el amor de este y que acrecenté la fe del orante católico.
  • Oraciones de agradecimiento: cuando solo se quiere dar gracia por la vida y todo lo que tenemos o cuando dios responde a tus oraciones de petición.
  • Oraciones de alabanza: usadas para enaltecer el nombre de Dios padre, Hijo y Espíritu Santo.
  • Oraciones de intercepción: usadas por el orante para solicitar alguna ayuda o bienestar para otra persona.
  • Oraciones de conversión: usadas para demostrar arrepentimiento por las acciones o actitudes que hayamos tenido y aceptar a convivir según los designios de la biblia.
  • Oraciones de ofrecimiento: se efectúan con la intención de dar alguna ofrenda o promesa para que se cumpla de manera milagrosa alguna petición realizada.
  • Oraciones de protección: usadas cuando la persona siente que su vida o la de algún allegado corre peligro, dejando que sea Dios o algún Santo en específico sea su protector.

Posturas físicas efectuadas al entonar oraciones católicas

De manera habitual la oración es acompañada con una postura física, donde estas dependen del momento y el lugar donde son efectuadas, las posturas usadas con mayor frecuencia son las siguientes:

  • De pie, juntar las manos y mirar al cielo.
  • Entrelazar los dedos y mirar hacia abajo (común en los niños).
  • Postrarse de rodillas y unir las palmas de las manos.
  • Elevar las manos al aire.
  • Mostrar las palmas hacia arriba.
  • Ocultar el rostro con las palmas de las manos.
  • Al estar en grupo se toman de las manos, las elevan en el aire y ensalzan la oración.

Para la realización de estas posturas, en las iglesias existen reclinatorios para que sea menos incomodo al efectuar tus oraciones.

¿Cómo aprenderse las oraciones católicas?

No todas las personas tienen la misma capacidad de memorizar, algunas tienen mejor memoria que otras, pero esto no impide que mediante la práctica constante digan de manera fluida diversas oraciones, donde su uso diario, ya sea en el hogar, iglesias o en reuniones, facilitan el aprendizaje de estas.

Pero para esto existen trucos, que pueden ayudarte a retener y aprender de forma fácil las oraciones:

  • Repasar las oraciones cortas, ya que son fáciles de memorizar, luego practicar las que posean mayor cantidad de versos y decirlos uno por uno.
  • Leer de manera consecutiva la oración, y luego verificar cual parte de esta es la que se te dificulta retener, enfocándote en esa frase hasta enunciar la oración completa.
  • Escuchar atentamente las oraciones, hasta que puedas ser partícipe de ella al sabértela.
  • Repetir la oración en numerosas ocasiones hasta que tu memoria la retenga de manera natural.

Oraciones católicas básicas

Estas son del conocimiento popular, entonadas en celebraciones católicas (eucaristías, pascua, semana santa, etc.), o enunciadas por costumbre por personas criadas dentro de un marco religioso, resaltando entre las más comunes las que les presentamos a continuación:

  • Padre Nuestro

Padre nuestro que estas en los cielos, santificado sea tu nombre

Venga a nosotros tu reino, hágase tu voluntad aquí en la tierra como en el cielo

Danos hoy nuestro pan de cada y perdona nuestras ofensas, así como nosotros perdonamos a quien nos ofende, no nos dejes caer en la tentación y líbranos de todo mal

Amén.

  • Ave María

Dios te salve María, llena eres de gracia

El señor es contigo, bendita eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre Jesús, santa María madre de dios, ruega por nosotros los pecadores ahora y en la hora de nuestra muerte

Amén.

  • Señal de la cruz corta

En nombre del padre (se toca la frente)

Del hijo (se toca el pecho)

Y el espíritu santo (tocando los hombros del derecho al izquierdo)

Amén (tocando tus labios)

  • Señal de la cruz larga

Por la señal de la santa cruz (se realiza una cruz en la frente)

De nuestros enemigos (se efectúa una cruz tocando la nariz, barbilla y las mejillas)

Líbranos señor, dios nuestro (otra cruz tocando el pecho arriba y abajo, y los hombros)

Y se culmina con la señal de la cruz corta.

  • Acto de contrición

Jesús, mi Señor y Redentor, yo me arrepiento de todos los pecados que he cometido hasta hoy, y me pesa de todo corazón, porque con ellos ofendí a un Dios tan bueno. Propongo firmemente no volver a pecar y confío que por tu infinita misericordia me has de conceder el perdón de mis culpas y me has de llevar a la vida eterna

Amén

  • Yo confieso

Yo confieso ante Dios Todopoderoso, y ante ustedes hermanos que he pecado mucho en pensamiento, palabra, obra y omisión. Por mi culpa, por mi culpa, por mi gran culpa. (Dándose tres golpes suaves en el pecho), Por eso ruego a Santa María siempre Virgen, a los ángeles, a los santos y a ustedes hermanos, que intercedan por mí ante Dios, Nuestro Señor

Amén.

  • El Credo

Creo en Dios, Padre Todopoderoso, creador del cielo y de la tierra.

Creo en Jesucristo su único Hijo Nuestro Señor, que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo.

Nació de Santa María Virgen, padeció bajo el poder de Poncio Pilato, fue crucificado, muerto y sepultado, descendió a los infiernos, al tercer día resucitó de entre los muertos, subió a los cielos y está sentado a la derecha de Dios Padre, todopoderoso.

Desde allí va a venir a juzgar a vivos y muertos.

Creo en el Espíritu Santo, la Santa Iglesia católica la comunión de los santos, el perdón de los pecados, la resurrección de la carne y la vida eterna

Amén.

 Oraciones católicas ideales para enseñarles a los niños

Existen muchas oraciones para los niños, creadas para que sean fáciles de memorizar por ellos, algunas son tradicionales y de uso común, mientras que otras fueron hechas directamente para los niños, para que estos se sientan partícipes dentro de la religión católica.

Entre algunas de las oraciones más entonadas por los chiquitines, debido a que son fáciles de memorizar están las siguientes:

  • El gloria corto

Gloria al padre, gloria al hijo y gloria al espíritu santo

Como era en un principio, ahora y siempre por los siglo de los siglos

Amen.

  • Ángel Guardián

Ángel de la guarda, mi dulce compañía

No me desampares ni de noche ni de día

Si tú me desamparas yo me perdería.

(Se persignan, culminando así la oración).

  • Oración antes de cada comida.

Dios bendice estos alimentos, que vamos a consumir el día hoy

También bendice las manos que los prepararon y dales el pan diario a todos aquellos que no tienen que comer

Amen.

Acompaña estas con algunas oraciones básicas como: el Padre Nuestro, El Ave María y La Señal de La Cruz Corta.

¿Cómo enseñar las oraciones católicas a los niños?

Sabemos lo difícil que es el aprendizaje para los pequeños de la casa, ya que ellos por su edad son algo toscos y distraídos para memorizar, mas empleando métodos y alimentando su curiosidad, podemos hacer que aprender las oraciones sea algo divertido de realizar, a continuación les mostrare algunos tips o formas existentes para enseñarle las oraciones a los más chicos del hogar:

  • Dibujos: vincular estos con frases cortas existentes dentro de las oraciones, para que ellos al ver el dibujo puedan relacionarlo de manera automática con un fragmento de la oración y al unir los dibujos digan la oración completa.
  • Música: musicalizar las oraciones, haciendo de ellas agradables al oído de los niños y que estos mediante una canción se les facilite aprender alguna oración.
  • Cuentos: crea cuentos donde al final de este, puedan realizar juntos una oración.
  • Lee: léeles partes de la biblia y hazlos participes de la lectura, para que se entusiasmen con el aprendizaje.
  • Tv: algunos programas de televisión católicos, trasmiten cortos animados los cuales pueden decir algunas oraciones.
  • Juegos: realiza juegos de memoria con los niños a diario y con ellos veras como van diciendo las oraciones poco a poco.

¿Cómo influyen las oraciones católicas en los niños?

La oraciones de los niños hacia dios, son las honestas, sinceras y llenas de amor, dándoles a entender que siempre van a tener un amigo en el cual confiar, siendo sus oraciones al inicio una gran lista de peticiones y con el pasar de los años van adquiriendo madurez, demostrando la fe que tienen en Dios.

Estos al decir oraciones tienden a actuar de manera positiva, haciendo que dentro de las actividades del hogar sean un poco ordenados y quieran colaborar con los quehaceres, portándose un poco mejor al comportamiento que venían desempeñando regularmente haciéndolos menos egoístas y posesivos, por eso es vital que desde edades tempranas, se efectué con ellos esta práctica tan bonita como lo es orar.

El uso de las oraciones católicas dentro del hogar

En la época actual es una práctica la cual a mi parecer se le ha restado importancia, algo que influye de manera negativa en el crecimiento de todos los integrantes de la familia, porque al estar no estar ni convivir con la oración, existe en ella la desunión y se crean muchos problemas causantes de la separación familiar.

Por eso es de gran importancia la enseñanza de la oración ya que “familia que ora unida, permanece unida”, la mejor manera de aplicar estas oraciones en la vida diaria es, el orar al despertar, orar antes de realizar cada comida dando gracias por los alimentos y orar antes de dormir para que descanses de manera tranquila después de una dura jornada.

Al hacer esto, verán que serán el reflejo de unidad familiar y convivencia armónica, donde  es muy difícil que algún mal o problema dañe lo que juntos han construido, ya que estando juntos pueden lograr muchísimas más cosas que actuando cada quien por su cuenta.